Con la temporada estival comenzada son muchos los que, sino lo han hecho ya, planean una escapada a pueblos tranquilos y cercanos de la provincia. Sea sin compañía, en pareja, en familia o en grupo, lo cierto es que la pandemia sanitaria del covid-19 y las restricciones han limitados nuestras ganas de viajar al extranjero.

Y cómo dicen que nada como es como estar en casa, te mostramos una guía de los 18 pueblos más bonitos de las provincias de Alicante, Valencia y Castellón de los que podrás disfrutar este verano y sentirte como siempre en la 'terreta'. Ya sea para perderte en los pueblos del interior con su arraigo rural o adentrarte en los arenales de la preciosa y turística Costa Blanca.

1.Polop de la Marina (Alicante)

Polop. DAVID REVENGA

A tan sólo 12 kilómetros de la bulliciosa Benidorm, la provincia de Alicante esconde uno de los pueblos más bonitos: Polop de la Marina. Historia, cultura y naturaleza se aúnan en lugares que no te dejarán indiferente como el Castillo de Polop, una imponente fortaleza de origen musulmán declarada Bien de Interés Cultural, la Fuente de los Chorros o Casa Museo Gabriel Miró, donde el escritor veraneó durante 9 años.

2.Peñíscola (Castellón)

La belleza del municipio costero de Peñíscola, situada en la denominada Costa del Azahar, es indiscutible. Su casco antiguo que se eleva hasta los 65 metros de altura se ve encumbrado por el majestuoso Castillo del Papa Luna. Además, la naturaleza de sus extensas playas y calas lo hacen un destino turístico indispensable en la costa levantina.

3.Morella (Castellón)

Innumerables son las razones para visitar Morella. La capital de la comarca de Els Ports huele a historia y es que en ella, todas las civilizaciones han dejado su marca. Íberos, celtas, griegos, romanos, cartagineses y árabes otorgan a este precioso municipio una señal de identidad única que ha sido declarada Conjunto Histórico Artístico.

4.Chulilla (Valencia)

Ruta de los puentes colgantes, en Chulilla INFORMACIÓN

En el interior de la Comunidad Valenciana se sitúa el precioso pueblo de Chulilla. La naturaleza de sus parajes es debida a su magnífica ubicación en la cuenca media del río Turia. En él, podrás disfrutar de un sinfín de senderos como la Ruta de los Calderones o la del Charco Azul. Además, la belleza de sus calles estrechas y empinadas te harán disfrutar de su época medieval.

5.Altea (Alicante)

Altea, una joya mediterránea en la provincia de Alicante. INFORMACIÓN

Altea es uno de esos municipios costeros que respira calma y tranquilidad. Este pequeño paraíso de la Costa Blanca no sólo resalta por sus playas, sino que embelesa al adentrarnos en sus angostas y empedradas calles. El cuidado de sus casas blancas adornadas con flores son el camino hasta llegar a su impresionante Iglesia de Nuestra Señora del Consuelo, coronada por su conocida cúpula azul.

6.Culla (Castellón)

El pequeño pueblo de Culla esconde una belleza natural increíble. Naturaleza e historia cautivan a todos los visitantes que a él se acercan. Paseando por sus calles empedradas podrás recorrer la época medieval con las ruinas del Castillo Árabe, el Granero del Comendador o la Iglesia Parroquial del Salvador. Asimismo, las incontables actividades al aire libre te permitirán disfrutar de los bellos parajes de l’Alt Maestrat.

7.Vilafamés (Castellón)

El municipio castellonense de Vilafamés discurre entre un paraje de almendros y olivos. Ubicado en lo alto de un cerro, sus muchas peculiaridades hacen de este rincón un sitio indispensable para visitar. El cuidado de sus casas antiguas, la pendiente de sus calles y el espectacular entorno que le rodea ayudan a conservar ese arraigo rural propio de las zonas del interior.

8.Finestrat (Alicante)

Finestrat pueblo Rubén Gil Romero

Finestrat es cada vez más la elección de destino favorita para muchos viajeros. Un lugar tranquilo en el que playa y montaña están al disfrute de todos los visitantes. Además, la cercanía con Benidorm la capital de la Costa Blanca, supone un mayor reclamo para aquellos que buscan gran variedad de actividades y planes.

9.Montanejos (Castellón)

Si por algo es conocido el municipio de Montanejos es la pureza de sus aguas. Dicen que este pequeño pueblo, colindante con la provincia de Teruel, reparte salud. Y es que, la propiedad curativa que tienen sus aguas están recomendadas para las enfermedades digestivas y del riñón. Por ello, su más de medio centenar de fuentes y su balneario son un alto en el camino obligatorio.

10.Ares del Maestrat (Castellón)

Respirar profundamente y disfrutar de la naturaleza. Con una población que no alcanza los 200 habitantes, Ares del Maestrat es uno de esos lugares del interior de la Comunidad Valenciana que no te dejará indiferente. Ubicada en el entorno de  l’Alt Maestrat, la paz, la tranquilidad y la naturaleza de esta localidad, te hará desconectar y disfrutar de cada experiencia.

11.Castellfort (Castellón)

Calles de Castellfort, provincia de Castellón Turismo Comunitat Valenciana

A una altura de 1.180 metros sobre el nivel del mar se sitúa la localidad de Castellfort. Sus casas de paredes de piedra y la cuidada estética del pueblo concede un ambiente fresco y con encanto. Además, puntos como el Parque Natural Rambla Celumbres, la Roca Parada o la Serra dels Matxos son de gran interés para todos aquellos que hagan una parada en este precioso municipio.

12.Villafranca del Cid (Castellón)

Al límite de la provincia aragonesa de Teruel, encontramos Villafranca del Cid. Para los amantes de las escapadas rurales, este municipio te ofrece la posibilidad de disfrutar de la combinación de modernidad con tradición, que podrás observar en el cuidado de sus calles. Además, cuevas, ríos y montañas serán los lugares perfectos para disfrutar de este paraje del interior castellonense.

13.Chelva (Valencia)

Este encantador pueblo ubicado en la comarca de Los Serranos combina tradición y cultura. Los entornos de Chelva son únicos. Paisajes fluviales, calles angostas y una estética medieval muy marcada, lo convierten en un destino idóneo para desconectar y viajar a otra época.

14.Guadalest (Alicante)

Guadalest, uno de los pueblos más bonitos de España INFORMACIÓN

Situado en un peñasco a 595 metros de altitud, El Castell de Guadalest ha sabido mantener la esencia y los rasgos más típicos de las poblaciones alicantinas del interior. Su enclave natural es muy pintoresco ya que sus casas están encajadas en la roca y las vistas que ofrece son a un extenso valle. Su belleza y encanto le hicieron ser declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1974.

15.Bocairent (Valencia)

Bocairente, vista general INFORMACIÓN

A Bocairent se le conoce por ser 'un pueblo dentro de una montaña'. Pero la belleza indiscutible de su localización, situada en la vertiente noroeste de la Sierra Mariola, le hizo ser incluida como la séptima maravilla rural de España en 2017, según Top Rural. Si tu próximo destino es este municipio, es opción indispensable visitar les Covetes del Moros y su casco antiguo.

16.Jalance (Valencia)

En el interior de la Comunidad Valenciana, este municipio tranquilo y acogedor te ofrecerá una instancia inolvidable. Jalance presume de un naturaleza espectacular que alberga una gran cantidad de fuentes. Además, lugares como los Cañones del Júcar o las piscinas naturales del mismo río ayudarán a refrescar tu estancia.

17. Alpuente (Valencia)

Esta villa medieval está ubicada en un enclave peculiar. Situado en un entorno natural de gran belleza, Alpuente ha sido enclave histórico y cultural de enorme importancia. Su Museo Paleontológico alberga una de las colecciones de fósiles de dinosaurios más curiosas de la Comunidad Valenciana.

18.Xàtiva (Valencia)

Vista aérea de Xàtiva Turismo Comunitat Valenciana

Xàtiva es una ciudad histórica. Su yacimiento de la "Cova Negra" y los importantes restos arqueológicos del paleolítico medio encontrados en la ciudad merecen al menos esa calificación. Durante su estancia es parada obligatoria la visita al Castillo de Xàtiva, de casi un kilómetro de longitud y situada a casi 300 metros sobre el nivel del mar.

Te puede interesar: