La popularización de las aerolíneas lowcost ha abaratado los precios de los billetes de avión, pero también ha hecho que aumenten nuestras preocupaciones con respecto a nuestra maleta. Generalmente, estas aerolíneas cobran entre 15 y 45 euros por facturar una maleta y esto, en muchas ocasiones, resulta más caro que el propio billete de avión. Por ello, mucha gente opta por portar tan sólo el equipaje de mano. Lo que supone que la maleta no puede superar los 55 cm x 40 cm x 20 cm en algunos casos y los 55cm x 40cm x 20cm en otros. Además, el peso del equipaje no puede superar los 10 kilos. Con estas dimensiones resulta muy complicado llevar de todo, así que hay que ingeniárselas para llevar lo justo y necesario en nuestras escapadas y viajes.

Si vamos a estar de vacaciones más de una semana, tendremos que ser muy cuidadosos con la manera en que organizamos el espacio de nuestra maleta. Estas son las claves que debes seguir para hacer un equipaje de mano perfecto:

Haz una lista

Siéntate y piensa en todo lo que necesitas llevarte de verdad para el viaje. Anótalo todo en una lista y después decide cuáles son las cosas imprescindibles para tu aventura.

Lleva puestas las cosas más voluminosas

Si el viaje requiere llevar prendas de invierno, lo mejor es que lleves la ropa que más ocupa puesta el día del vuelo. Lleva siempre puesto el calzado que más ocupe, la ropa de abrigo, el bolso más grande, etc. Con ello ganarás más espacio en tu maleta.

Enrolla tu ropa

Puede sonar un poco raro pero, en vez de doblar las prendas como haces habitualmente en tu casa, enróllala. Ahorrarás mucho espacio. Si empaquetas las camisetas, los pantalones y los jerséis en rollos, además apenas se arrugará, por lo que no tendrás que llevarte la plancha de viaje. En cuánto llegues a tu destino, desempaqueta todas las prendas y si alguna tiene arrugas cuélgala en el baño. Con el vapor de la ducha conseguirás que vuelva a estar perfecta.

Consejos para hacer la maleta.

Cuanto más compacta quede la maleta, mejor

Coloca las cosas bien dentro del equipaje, ocupando todos los huecos de la maleta. Y cuando decimos todos, son todos. En muchas ocasiones no somos conscientes de todo el espacio con el que cuenta nuestra maleta. Hablamos de los bolsillos, pero también del hueco que queda en las zapatillas, donde puedes meter los calcetines o la prendas íntimas.

Optimiza el neceser

Debido a las medidas de seguridad del aeropuerto, el neceser es el elemento del equipaje que más quebraderos de cabeza da. Recuerda que cualquier líquido (cremas, pintalabios, champú o desodorante) tiene que estar bien protegido. Lleva envases individuales de capacidad inferior a 100 mililitros. Todos ellos deben portarse dentro de una bolsa de plástico, transparente, de capacidad inferior a un litro, que habrá que enseñar al pasar el control. En cualquier caso, si quieres ahorrar espacio, lleva lo necesario y recuerda que siempre puedes comprar productos baratos como el desodorante o la pasta de dientes en tu destino.

Elige básicos

La clave para hacer este tipo de maletas está en recurrir a prendas básicas que combinen perfectamente entre sí. Unos pantalones vaqueros podrás ponértelos más de un día con diferentes prendas sin que parezca que vas igual. Los vestidos negros, las camisetas blancas o las americanas azul marino son siempre una buena opción que podrás llevar en cualquier momento del día y situación. Pensar en el look que llevarás cada día también te ayudará a aligerar equipaje y ver que es realmente lo necesario.

Tus documentos siempre contigo

Sin documentación no haces nada. Lo más recomendable es hacerse con una riñonera o mochila pequeña que te permita guardar el pasaporte, el documento nacional de identidad y el dinero durante todo el viaje.

No llenes la maleta

Es el punto más difícil de cumplir, pero lo agradecerás cuando tengas que hacer el equipaje de vuelta. Trata de dejar al menos un 20% de espacio libre en la maleta. Además, el mundo está lleno de tiendas y supermercados, si se te olvida algo puedes hacerte con ello sin ningún problema.

Cuando nos hospedamos en un hostal

Te puede interesar:

Si en lugar de hotel escogemos como residencia un hostal, lo más normal es que tengamos que llevar sabanas. Lo más recomendable es que lleves un saco de dormir enrollado ya que ocupa menos espacio. En el caso de tener que llevar una toalla, las mejores son las de microfibra, pues son las más ligeras y las que menos volumen ocupan.

25

Los 5 mejores parques de la provincia de Alicante en los que disfrutar de un picnic A. A. S.