La primavera es un momento ideal para aprovechar los días libres o el fin de semana y hacer una ruta de senderismo por algunos de los muchos parajes naturales de nuestra geografía. Hoy, vamos a recomendarte una ruta muy especial ya que está llena de túneles y de puentes, que harán las delicias de los peques de la casa y también de los mayores. Se trata de la Vía Verde de Alcoy. Es un recorrido sencillo y apto también para hacerlo con niños. Está muy bien señalizado y puede hacerse tanto a pie como en bicicleta. Así que si estabas buscando planes para este fin de semana en Alicante aquí tienes nuestra propuesta.

La Vía Verde de Alcoy

La Vía Verde de Alcoy es un sendero que sigue el trazado de la antigua vía de tren que unía Alcoy con Alicante. Este sendero recorre el interior del Parque Natural de la Font Roja y cuenta con unos 10 kilómetros de ida y otros 10 de vuelta, ya que no es circular.

A lo largo de estos 10 kilómetros la ruta atraviesa varios túneles y también algunos puentes y viaductos.

La Vía Verde de Alcoy es ideal para hacer andando o en bicicleta. Juani Ruz

Teniendo en cuanta la distancia, que no existe casi desnivel y que el camino está asfaltado, puedes hacerla a pie o en bicicleta, como más te apetezca.

En los túneles hay sensores de movimiento que harán que las luces se enciendan de forma automática a tu paso, por lo que no es necesario llevar linternas como ocurría hace unos años en algunos de los tramos más oscuros de los túneles.

¿Dónde empieza la Vía Verde de Alcoy?

La ruta de la Vía Verde de Alcoy comienza en el barrio de Batoi de esa localidad. En el comienzo hay un cartel de madera indicativo y un parking para dejar los coches así que es perfecto para aparcar allí y comenzar a caminar o a dar pedales.

En los primeros kilómetros de la vía suele haber más afluencia de caminante, pro lo que si decides hacer la ruta en bici debes tener cuidado con ellos.

La Vía Verde de Alcoy es una ruta ideal para hacer en bicicleta JUANI RUZ

Una ruta llena de túneles y puentes

Si algo caracteriza a esta vía verde son los numeroso puentes y túneles con los que cuenta. Desde el principio comenzarás a recorrer los diferentes túneles que atraviesan el camino y llegarás al viaducto de Barxell, donde puedes hacer una parada para contemplar desde lo alto el Xorro del Salt. Un poco más adelante te encontrarás con otro túnel y llegarás al Pont de les Set Llunes, una espectacular construcción de 260 metros de longitud y 46 metros de altura. Desde lo alto de este viaducto podrás disfrutar de unas vistas magníficas.

Continúa caminando o pedaleando siguiendo la senda y encontrarás más túneles y el viaducto de Sant Antoni, así como un área de descanso. La ruta termina cuando se acaba el asfalto. Entonces sabrás que es el momento de dar media vuelta y hacer el camino de nuevo hacia el puo de partida.

Te puede interesar:

La Vía Verde de Alcoy está bien señalizada con carteles durante todo el recorrido. JUANI RUZ

Si te decides por esta ruta, además de ropa y calzado cómodo, agua y alimentos también te recomendamos que te lleves alguna prenda de abrigo ya que en el interior de los túneles la temperatura es fresca.