La ruta 99 es un proyecto iniciado por la Generalitat Valenciana para promover los municipios que tienen actualmente menos de 100 habitantes en la Comunidad Valenciana. Actualmente hay 24 municipios en esta ruta, de los cuales cuatro son de Alicante. En ellos, podremos conocer su propuesta gastronómica y cultural, revelando todas las curiosidades que esconden estos pequeños y recónditos lugares que se ubican a lo largo del territorio valenciano. Al igual que en el camino de Santiago, en cada uno de los pueblos de la ruta se puede sellar una credencial que acredita el haber estado ahí. Un plan diferente para este fin de semana en Alicante puede ser visitar una de estas pequeñas localidades y descubrir todos sus encantos.

El protagonista de hoy es la localidad de Tollos, un municipio ubicado en la comarca de El Comtat que ostenta el récord de ser el municipio con menos habitantes de la provincia, con un total de 56 habitantes. Se ubica en el valle del río Seta, junto a la Sierra de Alfaro. Para ir hasta él podremos hacerlo andando por una ruta de casi 20 kilómetros y más de cinco horas a pie. Se realiza una subida por la Sierra de Alfaro y una bajada por el barranco de Malafí. Para llegar en coche tendremos que coger primero la carretera CV-720 y luego desviarnos por la CV-713.

Sus fiestas patronales se celebran a partir del 25 de julio, en honor a San Antonio de Padua y la Virgen del Rosario. La economía local está basada principalmente en el sector servicios (centrado en restauración y la tercera edad), pese a que históricamente los principales sustentos han sido la agricultura y la ganadería. Las plantaciones más abundantes son la olivera y los cerezos.

¿Qué hacer en Tollos?

Te puede interesar:

En Tollos puedes aprovechar para disfrutar de su cultura y de la localidad en sí de diferentes formas:

  • Visitar la iglesia de San Antonio de Padua. La parroquia del pueblo es sin duda un reclamo bastante curioso, no solo por su antigüedad, sino por estar construida sobre ruinas islámicas durante la reconquista. Su campanario con la Serrella de telón de fondo es el mejor atardecer de la Vall de Seta.
  • Pasar la noche en una casa rural de la zona. Una gran opción para descansar bien lejos del estrés de la ciudad es pasar la noche en una casa rural de la zona. Puede ser una experiencia muy relajante y en la que podrás disfrutar de un amanecer espectacular.
  • Disfrutar de su gastronomía. En Tollos hay dos platos muy característicos, en primer lugar los mintxos que son empanadillas de mullador, que es una especie de pisto al que se le puede agregar bacalao desalado y que está delicioso. También destaca La Olleta de Blat, que en vez de incorporar arroz, incorpora trigo picado.
  • Participar en el Trail de Tollos. Una de las rutas más espectaculares para todas las personas aficionadas al running es el trail de Tollos. Por otro lado, Tollos ha sido parte de la Vuelta a España en bici y en esas carreteras van muchos equipos profesionales a entrenar.