La Ruta 99 es un nuevo itinerario que ha creado la Comunidad Valenciana para promover la visita a los pequeños pueblos que componen la geografía valenciana. Se compone de los veinticuatro pueblos valencianos con menos de cien habitantes. En ellos, podremos conocer su oferta cultural y gastronómica, descubriendo los secretos y las virtudes que esconden estos pequeños y recónditos lugares. Esta ruta consta de una credencial –similar a la del Camino de Santiago– que uno puede sellar en cada uno de estos municipios. Las posibilidades de disfrutar esta ruta son múltiples: en familia, en moto, en bici o a pie, la Ruta 99 está hecha para disfrutar del corazón rural de nuestra comunidad. 

Uno de los pueblos que vamos a poder descubrir dentro de esta fantástica ruta, es el de Famorca, una pequeña localidad y municipio que cuenta con apenas 45 habitantes censados. El pueblo se ubica en el valle de Seta, en la cuenca alta del río Gorgos. Limita con varios pueblos, como Tollos, Confrides o Beniardá. Para llegar hasta él, tendremos que hacer uso de un vehículo, ya que el único acceso al pueblo es por la carretera CV-720, que une la Hoya de Alcoy con la Marina Alta.

Sus fiestas patronales se celebran en la primera semana de agosto, dedicadas a San Cayetano. La economía local del pueblo está basada principalmente en la agricultura de la oliva y de la almendra, aunque también tienen plantaciones frutales de cerezos, manzanos o perales. 

38

Un viaje para dar a conocer el valor de los pueblos más pequeños Juani Ruz

¿Qué hacer en Famorca?

Estos son los principales intereses turísticos que tiene esta población son los siguientes:

  • Las pinturas rupestres del Morro del Asdarbalet: situadas en el barranco de la Fita, podremos encontrarnos con distintos grabados y muestras de arte rupestre esquemático, que han perdurado al paso del tiempo. Estás pinturas se han declarado como bien de interés cultural.​
  • Iglesia de San Cayetano: situada en la entrada del pueblo, está declarada como un bien de relevancia local. Destaca por su altar mayor en honor a San Cayetano y por el reloj centenario que culmina la torre del campanario. La maquinaria del reloj se encuentra accesible para que la podamos observar de cerca. 
  • Nevera de la Font: se trata de una nevera de planta circular con pozo, que podremos encontrar en la umbría de la Serrella. Está declarada bien de relevancia local
  • Las distintas rutas de senderismo: como la subida a L’ Anouer, a la Font dels Olbis o la ruta del Pla de la Cova.