Ya estamos en pleno verano y las temperaturas son las esperadas para la fecha: altas. Esto, en principio, no beneficia mucho a los amantes del senderismo que deben renunciar a las largas caminatas durante el verano debido al intenso calor. Sin embargo, también hay rutas junto al mar en las que puedes ir calmando en calor con un buen chapuzón. Hoy vamos a hablarte de un espectacular sendero que discurre entre acantilados y calas en la Marina Alta. Se trata del paseo ecológico de Benissa.

Paseo ecológico de Benissa

Este paseo litoral es una ruta costera que parte desde el club náutico de Les Bassetes y va recorriendo diferentes calas de la zona caminando entre acantilados. A lo largo de su recorrido tiene numerosos accesos por lo que no es necesario realizarla desde el inicio.

Es una bonita ruta a lo largo de cual disfrutarás de unas vistas espectaculares sobre el Mediterráneo. Es una senda de fácil acceso y recorrido por lo que pueden hacerla incluso los niños.

El Paseo Ecológico de Benissa es un itinerario de gran belleza paisajística.

A lo largo del recorrido tienen varias zonas de sombra e incluso algunos rincones con bancos y mesas, ideales si quieres tomarte un descanso y comer algo a mitad de camino.

La ruta cuenta en total con 2,5 kilómetros y a lo largo del recorrido encontraremos algunos escalones por lo que puede recorrerse en una hora o una hora y media, dependiendo del ritmo y de las paradas que realicemos durante la marcha. Todo el recorrido está lleno de paneles informativos con datos sobre la flora y la fauna de las zonas por las que vamos caminando.

Uno de los bancos del paseo ecológico de Benissa

Un chapuzón en una de las calas del sendero

A lo largo de la ruta pasaremos por diferentes calas en las que podemos parar para refrescarnos y descansar. Eso sí, recuerda meter los escarpines en la mochila para caminar por las rocas y bañarte sin problemas.

Uno de los paneles informativos que encontramos a lo largo del paseo ecológico de Benissa INFORMACIÓN

Cala Pinets

Una de las calas en las que puedes darte un buen chapuzón antes de continuar con la ruta es la cala Pinets. Esta cala es un pequeño rincón de rocas y aguas cristalinas perfecto para hacer un alto en el camino.

Cala Llobella

Otra de las calas que encontrarás a lo largo del recorrido es la cala Llobella. Su acceso no es muy cómodo pero si decides hacer el esfuerzo llegarás hasta la que posiblemente sea la cala más natural de todo el sendero.

Te puede interesar:

 Cala de l’Advocat

Tras pasar por una zona de pinar y un mirador con vistas al peñón d´Ifach llegaremos a la cala de l’Advocat que cuenta con una escalera para acceder al mar más fácilmente.