Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Celia Freijeiro

Las protagonistas de 'Déjate llevar', Celia Freijeiro (i), Aixa Villagran (c) y Leticia Dolera (d)

Queremos llamar la atención sobre la extraordinaria presencia de Celia Freijeiro en Vida perfecta, que ahora se puede ver en la segunda y última temporada en Movistar +. Una ficción en donde todo el reparto está bien, y en el que destacan, es verdad, un magnífico Enric Auquer y una estupenda Aixa Villagrán, carne de palmarés, pero donde también ha formado parte la actriz de Vigo con curriculum de largo recorrido (cuando todos sus compañeros comenzaron, ella ya estaba allí), cuyas virtudes exceden lo que podamos contar de ella en estas líneas.

En un star system español cinematográfico en donde, año tras año, no nos movemos del sota, caballo y rey (y ahora que se inicia la temporada de premios lo volvemos a constatar), nos planteamos la enorme injusticia que se ha cometido con Celia Freijeiro, a la que nuestro cine no ha ofrecido ni un solo personaje protagonista por parte de los directores y las directoras de enjundia.

Nos preguntamos cómo habría defendido esta mujer cualquiera de las propuestas más interesantes de cada temporada, cómo habrían cambiado películas ya míticas de haber tenido al frente en lugar de a los cuatro o cinco rostros de siempre, a Freijeiro encabezando el reparto. Su verosimilitud, su instinto y su talento unidos a su insobornable personalidad podrían haber dado lugar a personajes inolvidables.

Los que nos regaló en la serie Pelotas (2010) o ahora en Vida perfecta son sólo la punta del iceberg de lo que puede ser capaz de dar. Qué duda cabe que si el cine francés descubriese a una actriz con semejante punch ya habría tenido más de una ocasión para estar nominada al César. El sistema conservador de aquí sigue optando por el sota, caballo y rey. Hasta cuándo.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats