Supervivientes sigue en el foco de la polémica. Hace unos días una de sus ex concursantes, Laura Matamoros lanzaba un comunicado anunciando que se desvinculaba por completo del formato. Una actitud que, por otra parte, no ha sido la única de la edición. Ya van varios ex supervivientes que de una manera más directa o más sutil han lanzado ciertas críticas hacia la organización acusándolos de manipulaciones, irregularidades, e incluso un trato más que reprochable en temas de salud. De hecho, la situación ha ido escalando de tal manera que la propia productora se ha visto obligada a responder para evitar dañar el inminente estreno de la edición All Stars del reality.

Así, a través de tres preguntas han querido defenderse de los ataques más recientes, los de Laura Matamoros. “¿Y si en realidad lo que ha hecho la organización con Laura es protegerla? ¿Y si Laura Matamoros llega tocada por su situación personal a Supervivientes? ¿Y si la organización la hubiera protegido eliminando conversaciones que ella tuvo sobre su familia, que de haberse visto en esos videos que ella decía que estaban cortados no la hubiesen favorecido tanto?”, transmitía en Ni que fuéramos Shhh Javier de Hoyos las cuestiones lanzadas por Supervivientes que, como era de esperar han sido contestadas con rotundidad y dureza por el padre de Laura, por Kiko Matamoros.

“Voy a contar hasta diez”, empezaba diciendo visiblemente enfadado el colaborador que, sin embargo, terminó explotando como nunca contra toda la cúpula del programa. “Sois unos sinvergüenzas. Eso se lo podéis vender a mi hija cuando estaba allí, que lo que estabais haciendo era protegerla. A mi no me lo vendéis, ni a nadie, ni al resto de concursantes que han pasado allí por circunstancias parecidísimas a las de mi hija. Sois unos manipuladores y no tenéis un dedo de vergüenza. No habéis protegido a nadie, habéis utilizado a la gente, sus debilidades, sus posibles enfermedades, sus incapacidades en un momento determinado”, cargaba el marido de Marta López Álamo.

Pruebas grabadas

“Vosotros tenéis una puta responsabilidad y es que si alguien no está en condiciones psíquicas de ir ahí no debéis llevarle”, seguía criticando poniendo en entredicho la calidad de las pruebas médicas realizadas antes de partir a Honduras. “Para eso tenéis que pasar por unos filtros médicos, porque os lo exige el código ético de la puta cadena esa. Que vengáis ahora a jugar así de sucio me parece repugnante, sois peores de lo que pensaba. Sois unos golfos”, sentenciaba amenazando con sacar a la luz informaciones muy comprometidas que desmontarían el relato de la organización.

Te puede interesar:

“Tengo conversaciones con responsables de primera línea de la productora. Cuando reclamé lo que estabais haciendo con mi hija, me dijisteis que vosotros en Honduras no sabíais lo que pasaba aquí. Habéis utilizado a mi hija como un monigote, le habéis dictado lo que tenía que decir y luego la machacabais. Habéis editado los vídeos para vuestra conveniencia. Llevo muchos años en esto y conozco muy bien la industria”, continuaba el televisivo. “Sois unos golfos, y, si queréis, me lleváis a un juzgado, que os voy a sacar todo lo que tengo. Bastante prudente ha sido mi hija contando lo que ha contado. Hay cosas que por pena no le he contado a ella”, decía Kiko cada vez más enfadado.

“No me aguantáis ni un asalto. Habéis protegido a quien os ha interesado, a quienes representáis”, reprochaba Matamoros. “Hay que tener poca vergüenza y dignidad. ¿Queréis que os quite el cartoncito para que se vea la trampa? Que sepa la gente que yo he hablado con vosotros y con mi hija cuando estaba allí y me prometisteis que lo que estabais haciendo se iba a acabar. Y lo tengo grabado. Os tengo grabados con la trampa y estoy por poner la primera entrega. Hasta aquí, y os lo digo en serio, hasta aquí, basuras”, sentenciaba amenazante el padre de Laura.