Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Colorista estreno

Una joven casta

Teatre Arniches de Alicante

De Thomas Middleton. Versión: John D. Sanderson. Dirección: Pollux Hernúñez.

Se desempolva una pieza no representada hasta ahora en nuestro país. Buen instrumento para demostrar las capacidades expresivas desarrolladas a lo largo del curso donde han intervenido alumnos de edad diversa. Producciones Teada, Titulados en Arte Dramático de Alicante, bajo el patrocinio de la Universidad, se estrena con Una joven casta (1613), del autor inglés Thomas Middleton. Teatro para ágiles comediantes y muy válido como ejercicio que supone una prolongación del camino abierto por los profesores. No sólo eso. Se ha querido representar una distendida obra, en forma de farsa, con variopintas carátulas de animales y un colorista vestuario. Así, la traducción y versión del profesor de la UA y coordinador de este título, John D. Sanderson, tiene rasgos de fábula y tono de parodia con su experiencia literaria y teatral.

Durante la nutrida sucesión de breves y frívolos pasajes, los espectadores, en el Teatre Arniches, asistieron a las incidencias relacionadas con matrimonios, parejas, amantes, hijos bastardos, algún villano o un roto amor que triunfa al concluir esta pieza con la intención, en cierto modo, de vincularse a la realidad social española. Las ambiciones y el deseo de medrar a toda costa quedan al desnudo en el teatro renacentista y de cualquier época.

Las escenas y los estereotipados personajes guardan alguna relación con la comedia del arte, nacida en Italia, por los enredos y las intrigas en serie. Enamorados, criados, infidelidades, murmuradoras o el clásico fanfarrón, un gallo aquí que interpreta Ángel Romero. El mérito y la entrega del equipo son indudables. La amplitud de voces del reparto, la satírica interpretación y el lenguaje corporal de todo el elenco, en un espacio vacío y con la variada luminotecnia de Juan Luis Mira, componen una excesiva duración de casi dos horas en las que la cosa avanza pero haciéndose reiterativa. El protagonismo se reparte con el extenso plantel, y los trazos de guitarra, según la música y el toque de una de las actrices, Aurora Briz, surgen junto a ciertos personajes medio cantando. Sonia Sierra, Ricardo Molina, Paco Peraile y otros, dirigidos por Pollux Hernúñez, alientan la buena acogida.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats