Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bartolomé Pérez Gálvez

Bendita paciencia

La portavoz popular en el Congreso de los Diputados, Dolors Montserrat, ha preguntado al Gobierno por la paciencia de los españoles. La cuestión tiene su miga, por más que sea poco adecuado formularla en una sesión de control parlamentario. Le correspondió salir al quite a la vicepresidenta, Carmen Calvo, quien recurrió a equiparar a su señoría con Catilina y, de este modo, contestar en silencio con las palabras de Cicerón: «¿Hasta cuándo abusarás de nuestra paciencia?». Un modo, como otro cualquiera, de capear el temporal y hacer oídos sordos al hartazgo del respetable. Por algo será que ocho de cada diez españoles consideran que a los políticos les importa un rábano lo que piense el personal.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats