Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opinión

Mi primer partido

Jamas lo olvidaré. Mi primer encuentro en directo en el estadio Martínez Valero fue el Elche-Cádiz del año 1981. Fue mi estreno en un partido del fútbol profesional. Recuerdo que los niños y las mujeres entraban gratis. Mi prima Olimpia y por aquel entonces su novio José María me hicieron el mejor regalo que me podían hacer. Sabían de mi afición al fútbol y me llevaron a disfrutar de una tarde que se esperaba festiva y que acabó en «tragedia». Me senté en la grada de Preferencia. Como no había butacas, miles y miles de niños se agolparon en las rampas de los fondos y solo estaban separados por el desaparecido foso. Yo me frotaba los ojos viendo tanta gente en el estadio. Mi paisano Pepe Castroverde vestía en aquel entonces la camiseta franjiverde. El gol del empate de Txomin me hizo saltar de mi asiento. Pero, al final, el 1-2 de Megías rompió mi sueño. Volví al Seat 127 de mi primo llorando, mientras algunos seguidores del Cádiz bailaban y cantaban sevillanas en los alrededores del estadio para celebrar su ascenso. Mi prima me decía: «No pasa nada, es solo fútbol». Pero yo no tenía consuelo. Cosas del destino, ahora acudo casi a diario al Martínez Valero, llevo más de 18 años cubriendo la información del conjunto ilicitano, he vivido más de 500 partidos en directo, pero aquel Elche-Cádiz nunca lo olvidaré.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats