Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Talentos en los "Oscar"

Trío de actrices poderosas en La Favorita

La historia de los Oscar a las mejores actrices está alfombrada de talentos extraordinarios. Este año han vuelto a acertar pero con un plus de heterogenia. Las actrices nominadas, para empezar, fueron: Glenn Close, Olivia Colman, Yalitza Aparicio y Melissa McCarthy. Ninguna de ellas responde a la idea de "bombonazo" hollywoodiense ni por su edad ni por su apariencia. Quizás la que más ha llamado la atención sea precisamente Yalitza Aparicio que hace el papel de eje silencioso de las relaciones familiares en Roma, la película de Alfonso Cuarón . El sociólogo esloveno Slavoj Žižek ya ha hecho una crítica filosófica y marxista de su personaje alabando que Cuarón la ponga ahí precisamente para hacernos leer entre líneas la situación de un México convulso, violento y opresor, particularmente con quienes se ganan la vida sirviendo, como las mujeres indígenas. Pero de esto ya habíamos visto algo en Y tu mamá también (2001). Sin embargo, me ha alegrado en particular que le dieran el Oscar a Olivia Colman por su interpretación en La favorita (Yorgos Lanthimos). Parte de esta satisfacción vicaria viene de mi entusiasmo por las locas en el cine, y más cuando se trata de una loca justificada. A Olivia Colman ya la había visto y admirado en series televisivas como Broadchurch y El infiltrado haciendo en ambas de policía. Mi recuerdo de ella era el de una actriz con carácter, con mirada inteligente y no particularmente preocupada por llevar Manolos en sus investigaciones (como las agentes televisivas de Miami, Nueva York, Vitigudino, etc.). En La favorita nos encontramos con una mujer trastornada y con poder (la reina Ana Estuardo) y sus relaciones con otras dos mujeres que compiten entre sí por ser la favorita real. Esta reina, tal y como la encarna Olivia Colman, se presenta al principio más como atontada y veleidosa que como una neurótica obsesiva. Poco a poco, sin embargo, aprendemos que su indecisión perpetua y sus manías (como la de tener en sus aposentos unos 17 conejos), su trastorno, son fruto de la insoportable serie de pérdidas de sus hijos y, probablemente, de haberse pasado lo mejor de su juventud embarazada año tras año para cumplir con su "deber" de reina muy a pesar de sus inclinaciones sexuales. Son los matices de las miradas de Olivia Colman lo que nos da entrada emotiva y de conocimiento a los entresijos de su locura. Por supuesto, las conversaciones y encuentros entre la reina y su primera favorita (interpretada por Rachel Weisz), se convierten en lo que las mujeres entendemos por 'poder' y por empatía, conceptos que rara vez conviven en un personaje femenino. El personaje de Rachel Weisz entiende a la reina y lo que representa y se hace cargo tanto del gobierno de la nación como de las angustias de la real persona. Los límites entre esta devoción hacia la reina y hacia el reino están difuminados. El personaje que interpreta Emma Stone pelea por su supervivencia primero y luego por asegurarse una posición en la corte. Las tensiones de este drama se apoyan en este trípode de actrices que sacan lo mejor de sí mismas precisamente en sus interacciones. La decadencia y la falta absoluta de compás moral entre los miembros de la clase gobernante son el campo de batalla en el que estas mujeres tienen que luchar. Dado que todas las películas históricas hablan del pasado no solo desde el presente sino también sobre el presente, cabe preguntarse si La favorita intenta decirnos algo sobre la actual Brexitania. Sea como fuere, estas actrices nos mantienen pendientes de sus actos, emociones e intenciones como personas y no solo como alegorías plausibles. Nos toca a nosotras entrever posibilidades.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats