Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música, crítica

Flores para Rosario

Rosario Flores. Tour 2019

Auditorio de la Diputación de Alicante

Fijazz y otras músicas

No para durante la hora y media del concierto. Sonríe, da algunos pasos de baile y juega con su pelo largo. Las formas flamencas certifican la esencia de la dinámica personalidad de Rosario Flores. De casta le viene al galgo musical. O ese duende que anida en ella y sale a relucir con la complicidad absoluta del público. Comparte canciones con la afición, que vibra, transmite cariño y cosecha el afecto de los asistentes.

El ciclón Rosario pasó por el Principal de Alicante en octubre de 2011, y el sábado estuvo en el festival veraniego del ADDA con su derroche de energía y ese peculiar estilo pop-rock, donde residen sus trazos flamencos. Sin decirlo, evoca a su madre Lola al cantar «Cómo me las maravillaría yo». Hizo un amplio resumen de su discografía con otras canciones que fueron desfilando para deleite del club de fans de la popular cantante. «Por un beso tuyo», «Gloria a ti» o «Yo me niego», dedicada a las mujeres valientes, «que somos todas», y cuya letra dice: «No necesito un hombre malo». La rumbita «Al son del tambor», «Te quiero, te quiero», tema de Augusto Algueró que popularizó Nino Bravo, entre otros. Rosario lanza besos y consigue una potente sintonía con el auditorio, que palmotea, canta y baila. El sentimiento de la canción «Qué bonito» homenajea a su hermano Antonio. De él es «No dudaría», un himno de amor interpretado con gran emotividad. «Cómo quieres que te quiera», «Estoy aquí» o «Mi son» también florecieron con el alma y la pasión de una mujer que pone su vida en cada tema musical, acompañada por sus buenos músicos y una corista. Se desfoga con efecto terapéutico, contagia a sus admiradores y es muy feliz cantando. «Meneíto», la marchosa rumba «Muchas flores» y el desmadre de la concurrencia, «Sabor, sabor» o «Algo contigo». Tiene algo con Alicante, acoge el calor del público con entusiasmo y se entrega e invita a participar. Rosario es la combinación de La Faraona y El Pescaílla, y las musas siguen a su lado para continuar al frente. El funky, el soul y las baladas corren por sus venas musicales. Los sonidos despiden frescura. La movida y el despliegue de luces no decaen en el Tour 2019 de la pletórica Rosario Flores.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats