Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Por una década saludable

Hacia un cuidado activo y responsable que garantice una vida sana

La salud es una de las claves para transformar nuestra sociedad. Los líderes mundiales, reunidos hace cuatro meses en Nueva York, solicitaron una década de acción para cumplir con este reto. En sus Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030, las Naciones Unidas prometen movilizar la financiación y reforzar las instituciones sin dejar a nadie atrás. La meta es garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos, en todas las edades. España se ha convertido en 2019 en el país más saludable del mundo. El ranking publicado por Bloomberg se basa en informes sobre un total de 169 naciones. Se analizan factores como esperanza de vida, alimentación, acceso al agua potable, servicios sanitarios y riesgos de enfermedades como la contaminación ambiental, el tabaquismo o la obesidad. En el liderazgo español puntúa especialmente la dieta mediterránea o la atención médica primaria y podría mejorar aún más si se apostara por la prevención. La salud es una de las cuestiones que más interesan a los españoles. Seis de cada diez personas utilizan internet para informarse sobre nutrición, alimentación, estilo de vida, síntomas, medicamentos, remedios o centros médicos. Cada vez es mayor el acceso a páginas web y redes sociales para consultar sobre enfermedades, diagnósticos o tratamientos. Por primera vez, dentro del estudio "Los ciudadanos ante la eSanidad" de Red.es, se ha realizado un análisis de redes, blogs y microblogs que tratan sobre salud, así como de los términos más usados en los buscadores. Destaca el alzheimer como categoría con mayor presencia en todos los canales y se ve una alta participación en asuntos relacionados con bienestar, adelgazamiento y ejercicio físico. Otros temas comunes en la conversación social son ansiedad, estrés, depresión, embarazo, parto y aborto. En los últimos años, la sociedad de la información y las modernas plataformas tecnológicas están transformando las consultas médicas. Comienza a surgir nuevos servicios digitales y un perfil de paciente responsable que se cuida de forma activa, maneja cada vez más datos sobre su estado físico y está capacitado para acceder a su propia historia clínica electrónica cuando esto sea posible. De hecho, ahora ya se valora positivamente que los pacientes lean y estudien sobre su enfermedad porque contribuye a su mejoría, facilita la toma de decisiones y su experiencia puede ayudar a otros enfermos. La mejor fórmula es acceder a páginas y sitios web de confianza, sin caer en la búsqueda obsesiva que acabe en una preocupación exagerada sobre la gravedad de los síntomas. La gran mayoría de los médicos opina que existen demasiadas noticias falsas y bulos en la red. Por ello, los profesionales sanitarios tienen la posibilidad de orientar en cuanto a información en internet, incluyendo en sus recetas la prescripción de buenos contenidos, rigurosos y sencillos. Por ejemplo, para tranquilizar al paciente antes de realizar una prueba diagnóstica. A muchos les gustaría que su médico les aconsejara referencias útiles para consultar o les recomendase dispositivos y aplicaciones de salud. Todos podemos llevar una vida sana y cuidar nuestro bienestar, tomando decisiones bien informadas, al tiempo que defendemos el derecho a recibir una asistencia sanitaria de calidad. Que este año 2020 sea el comienzo de una gran década saludable.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats