Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nombramiento sospechoso

La firmeza mantenida por los fiscales del 1-O lanzó al vuelo la sospecha sobre las consecuencias que podría acarrear y para confirmarlo ahí está el nombramiento de la hasta ahora ministra de Justicia como nueva fiscal general del Estado. No es descabellado pensar que Dolores Delgado aterriza desde su escaño para desjudicializar el procés, tal como reclaman los independentistas, y allanar el camino de los indultos. Y como temen en la Institución, para minar, siguiendo órdenes de Sánchez, la independencia del Ministerio público intentando lograr de él la misma sumisión y descrédito de la abogacía del Estado en relación al caso catalán.

Las asociaciones de fiscales y jueces, al menos una gran mayoría, han coincidido en criticar el nombramiento de una profesional involucrada hasta ayer mismo en la política para un cargo que, en vez de preservar su sentido constitucional, quedará expuesto con ella a la parcialidad. Ni siquiera Jueces para la Democracia, la asociación considerada progresista, ha mostrado entusiasmo con el nombramiento. Simplemente expresa votos de confianza. Conservador o progresista los términos pierden significado y ganan el sectarismo que en ocasiones los induce cuando se trata de opinar sobre un asunto así.

¿Por qué se debe considerar conservador el rechazo a la injerencia política en la independencia de los fiscales y progresista lo contrario? Analizarlo en esos términos es una majadería. Los hechos pueden desmentir, eso sí, las apariencias, como dicen algunos de los fiscales que prefieren otorgar al nombramiento el beneficio de la duda. Pero no resulta razonable dentro de la lógica de la separación de poderes designar a la hasta ayer ministra como fiscal general -jamás ha sucedido- en medio de una pugna por decantar el sentido del procés, tras las reclamaciones de ERC de arrinconar a la justicia y el giro dado por el PSOE para favorecer la investidura de Sánchez y hacer viable una legislatura que despega en medio de turbulencias de todo tipo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats