Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Muerte "guisible"

Por primera vez la madre de Brian sale a un balcón para dirigirse a la multitud con su voz chillona y no tiene maldita la gracia. Debemos a esta escena de "La vida de Brian" mil risas y una vida un poco más feliz, pero su repentina aparición en el "Telediario" presagia lo peor. Ana Blanco remata: Terry Jones, descacharrante madre del descacharrante Brian, guionista y director de la descacharrante película "La vida de Brian", miembro de los descacharrantes Monty Phyton, y, en fin, genio del humor, ha muerto. En momentos así puede servir de consuelo pensar que habrá ido al Cielo de los cómicos geniales y allí se habrá reunido con Graham Chapman. Pero, dejémonos de tonterías, es muy improbable que Chapman (que interpretó a Brian, un segundón que nació, vivió y murió a la sombra de Jesucristo) esté esperando en ningún Cielo a Jones (que interpretó a su madre, Mandy, una pobre mujer que ni era María ni virgen ni madre de Dios). El divertidísimo paralelismo entre las vidas de Brian y su madre con las vidas de Jesús y la suya terminó al final de la película, cuando el escuadrón suicida del Frente del Pueblo Judaico nos dejó en el Gólgota cantando y silbando junto con aquellos crucificados "Always look on the bright side of life". Incluso antes, en la peli, ese paralelismo dejó mucho que desear. Desde que en su inicio los Reyes Magos les arrebataron el oro que les habían dado por error, sus vidas no estuvieron repletas de milagros y prodigios sino de confusiones y malentendidos. Así que, cuando murió demasiado joven Chapman-Brian, no hubo resurrección ni ascensión al Cielo en cuerpo y alma. Y ahora, que muere su madre, no será asunta o levantada al cielo para ser llevada a la presencia de Dios en cuerpo y alma, y de paso reunirse con su hijo. Ni de coña, tíos. Que la tierra sea leve a sus cuerpos, y que sus almas no marchen a ningún Cielo. Las queremos aquí con nosotros cada vez que volvamos a revivir no la vida de Gubén, Godolfo o Gogelio, sino la guisible vida de Bgian, un gago gufián con una madge extraogdinagia.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats