Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lorena Gil López

A contracorriente

L. Gil López

El peñazo de San Valentín

Llamar desleal a alguien con quien te acuestas y te levantas todos los días para gobernar no es lo mejor para el corazón

¡Ay, el amor! Toda la semana la hemos pasado con el San Valentín de las narices. Precisamente cuando se han producido varias y sonoras rupturas. A saber: Pablo Iglesias y Teresa Rodríguez rompen amistosamente, una pareja que tardó poco en resquebrajarse, pero que aguantó durante años por necesidad y a la que Pedro Sánchez ha dado la puntilla.

Otra: Vicente Mir y Quique Hernández. Bueno, estos es que ni siquiera habían llegado a la fase de enamoramiento, al contrario, la animadversión era latente desde el primer día y, claro, así han acabado, uno a engordar las listas del paro y el otro, a apoltronarse en el sillón de un equipo sin pasión.

Una tercera, esta a cuenta del agua: PSPV y Compromís no se aclaran con el papel de la CHS en la gestión de la destructora gota fría de septiembre. Llamar desleal a alguien con quien te acuestas y te levantas todos los días para gobernar no es lo mejor para el corazón.

Y, para acabar, la anécdota familiar de turno.

- Mañana es el día del amor.

- No, es el día de Valentín.

Esta conversación entre mis dos hijos de 7 y 5 años me dejó pasmada porque en casa pasamos del tema, así que les pregunté:

- ¿Pero vosotros dónde habéis escuchado eso?

Y como no me caracterizo por la sutileza, añadí: «Ese día es una chorrada».

- Pues en clase una amiguita nos ha dicho que sus padres se van a cenar y que ellos se quedan con sus abuelos.

Vale, tierra trágame. No es que no crea en el amor, entiéndame, simplemente no veo más que un marketing comercial en este día. Mi marido, que tiene la cabeza mejor amueblada, les explicó entre risas: «A nosotros no nos hace falta celebrar ese día porque nos queremos todos los días y a vosotros, también».

En fin, pongan más amor, más cariño, más pasión en sus vidas, y no sean tan vinagres, que ya somos demasiados así.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats