Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Postales del coronavirus

El otro pacto de Vicente y Amancio

Algunos intuían que se estaba moviendo, pero su habitual discreción no daba lugar a conocer cómo, cuándo y dónde. Tuvo que aparecer un elogioso comentario de un amigo común en un grupo de WhatsApp para que la iniciativa trascendiera. El empresario ilicitano Vicente García, principal socio de Amancio Ortega en la sociedad Tempe, también había puesto en marcha, desde hace algún tiempo y al igual que su amigo gallego, acciones solidarias encaminadas a combatir el terror provocado por la virulenta irrupción de la epidemia.

A través de la Fundación García Peralta adquirió en China medio millón de mascarillas, además de guantes, trajes y test de coronavirus, material que está llegando a Alicante con el apoyo de la logística del grupo Inditex, reeditando con acciones solidarias esa unión que mantienen en materia de calzado para las tiendas que Amancio Ortega tiene repartidas por todo el planeta.

De momento, la Fundación del empresario ilicitano comenzó el pasado viernes a repartir por los hospitales de la provincia de Alicante las primeras ochenta mil protecciones recibidas, mientras prosigue con sus gestiones para superar en cuestión de días las dificultades que han surgido para trasladar el material desde Asia, que han impedido la llegada de la totalidad del pedido a sus almacenes del Parque Empresarial de Elche.

Con todo, la aportación de la Fundación García Peralta no se detiene ahí. Su brazo quedó extendido para colaborar en la investigación de los doctores Bonaventura Clotet y Oriol Mitjà junto a los equipos del hospital Germans Trias i Pujol de Badalona. El estudio, pionero en el mundo y conocido como «Yomecorono», centra su esfuerzo en reducir la carga viral de la Covid-19. El ensayo clínico, aprobado por la Agencia Española del Medicamento, planea definir qué fármacos servirán para tratar de manera inmediata a los infectados y prevenir el contagio en los contactos.

Y hay más. La Fundación, que tiene su sede en la Explanada, está apoyando a familias en situación de máxima vulnerabilidad a través de distintas entidades como Cruz Roja Alicante, Cáritas Diocesana Orihuela-Alicante entre otras. El objetivo es ayudar a suplir las necesidades básicas de alimentación, higiene y bienes de primera necesidad que estas familias puedan tener durante los próximos meses.

Si, como dijo alguien, el mayor placer que la riqueza confiere consiste en la capacidad de ayudar a los demás, parece claro que Vicente y Amancio deben dormir tranquilos. Y el resto, eternamente agradecidos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats