Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Prohibición de uso de las zonas comunes de la comunidad por menores y adultos

La posibilidad de que los menores puedan salir a la vía pública acompañados de un adulto desde el pasado domingo ha creado cierta polémica en cuanto al alcance de esta posibilidad dentro de los espacios o zonas comunes de la comunidad de propietarios. Esas dudas se han extendido, por ejemplo, a si pueden las familias subir con los niños a las azoteas, o terrazas comunes de las comunidades, o si pueden pasear dentro de las comunidades en aquellas que, como hay muchas de la provincia de Alicante, son amplias y disponen de espacios comunes donde se pueda pasear. La respuesta es contundente. Está prohibido y es sancionable por la policía por el RD 463/2020.

Hay que dejar claro que la posibilidad de la movilidad solo es en la vía pública, es decir fuera de la propia comunidad de propietarios, pero - ¡ojo!- cumpliendo lo que dice la orden, y no con la proximidad que se ha visto en muchas imágenes que se han visto en redes sociales y que ha evidenciado un absoluto relajamiento en algunas personas que incumplieron lo que se disponía en la orden.

Por ello, la movilidad dentro de la comunidad por zonas comunes como terrazas comunes, azoteas, zonas recreativas, etcétera, será objeto de sanción desde 600 euros si el presidente de la comunidad, o el administrador de fincas, recaban la intervención de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad por el incumplimiento de la normativa, ya que la orden ministerial en modo alguno permite el uso de espacios comunes en la comunidad, como si se tratara de la vía pública. Solo lo es para entrar y salir. Y ello, pese a que en un principio se estuvo debatiendo que la posibilidad de movilidad también se admitiría en los espacios comunes. Pero finalmente no fue incluido en la orden, como aclara la guía de buenas prácticas para la movilidad de menores publicada por Sanidad.

Queda claro que el art. 2 señala que «Se habilita a los niños y niñas, y a un adulto responsable, a circular por las vías o espacios de uso público». Y el art. 4, como lugares permitidos apunta que: «Se podrá circular por cualquier vía o espacio de uso público, incluidos los espacios naturales y zonas verdes autorizadas, siempre que se respete el límite máximo de un kilómetro con respecto al domicilio del menor».

En consecuencia, ¿por qué no está permitido el uso de las zonas de recreo de la comunidad, o espacios comunes para pasear un adulto con un menos en su comunidad?

1.- Porque el concepto domicilio incluye los elementos comunes de la comunidad y la orden se refiere a la habilitación «fuera del domicilio».

2.- Porque la orden no habilita la propia comunidad en su interior dado que la permisibilidad lo es respecto de vías públicas y la comunidad y sus elementos comunes es vía privada.

La orden establece en su art. 4 el «lugar permitido y este lo es exclusivamente y sin ninguna interpretación extensiva por cualquier vía o espacio de uso público». Los elementos comunes de la comunidad no están incluidos en este arco.

Resulta evidente que lo que la orden exige es que tampoco y mucho menos los de la comunidad, porque no es vía pública y, además, si está prohibido fuera de la comunidad cuanto más dentro de ella.

Es decir, que si señala que «únicamente podrán hacerlo en esos sitios de uso público» está prohibido hacerlo en la comunidad. Y esta orden corrobora esta prohibición al «permitir» movilidad solo en zonas o vías públicas, lo que excluye la comunidad y sus elementos comunes.

Por todo ello, resulta importante que los adultos que salen con los menores conozcan y apliquen estas prohibiciones y cumplan a rajatabla las directrices que se han dado desde las autoridades sanitarias, ya que algunas imágenes que se vieron del primer domingo de aplicación de la orden evidenciaron alguna escena de incumplimiento de la orden ante la proximidad que se veía con otras personas, menores jugando con otros en parques y las aceras con gente muy próxima y sin ninguna medida de seguridad o prevención.

Desde luego, si no se cumplen bien estas reglas la desescalada no se va a poder aplicar y vamos a volver al principio. La gente debe ser consciente que no se ha ganado esta guerra contra el virus, y si al primer día en que se nos prueba se detecta un incumplimiento de la Orden habrá un repunte del virus que nos llevará a todos a casa otra vez por el incumplimiento de quienes no acataron la orden, y esa insolidaridad no puede permitirse. Este es un partido que lo jugamos todos, pero no se puede consentir que algunos quieran marcarse un gol? en propia meta.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats