Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Postales del coronavirus

Otro SOS desde Tabarca

Al principio de la escalada temió el abandono; hoy, en plena desescalada, sufre el agravio. Si injusto era quedar aislados y sin auxilio durante los primeros días del confinamiento, irracional resulta ahora encontrar impedimentos dentro de la ley para reencontrarse con la normalidad. El agravio aparece con la prohibición del permiso para que el transporte traslade a turistas y viajeros desde la península a la isla, circunstancia que por sí misma deja sin sentido la apertura de restaurantes y bares con terrazas. «Si no pueden venir clientes ¿para qué vamos a abrir?», se preguntan con toda la carga de la razón los hosteleros de la isla.

Lejos de lo que se conoce como «zonas cero», Tabarca es la zona que convive con el cero, es decir, es uno de los puntos privilegiados del planeta que el coronavirus no ha sido capaz de localizar. Una vez se produjo el estallido de la epidemia, la restricción de movimientos impuesta supuso el cese del servicio de transporte para residentes y visitantes a través de las conocidas tabarqueras, amarradas en el puerto de Alicante y Santa Pola en tanto no se les devolviera el pertinente permiso de Capitanía Marítima. Igual suerte corrió el barco-taxi, así que Tabarca quedó aislada de la pandemia y también de la civilización con la única excepción del barco de provisiones para atender a sus vecinos.

Hoy, como cualquier rincón de la Comunidad Valenciana, la isla entra en la fase 1, etapa que permite a los ciudadanos libertad de circulación para actividades comerciales, practicar deporte y reunirse en las mesas de las terrazas de los bares en grupos de hasta 10 personas. Ante ello, tanto el hotel de la isla como varios de sus restaurantes se disponían a abrir sus puertas hasta que, de pronto, una de las empresas privadas de transporte advirtió a los vecinos que Capitanía Marítima comunicaba la imposibilidad de trasladar turistas a su puerto hasta la apertura de la fase 3, es decir, hasta el 20 de junio en el mejor de los casos.

«No tiene ningún sentido», confesaba ayer Héctor Boix, propietario de Water-Taxi, la única línea de transporte que se ha mantenido activa con viajes a la isla para trasladar provisiones. De momento, solo existe permiso para viajes de ida y vuelta a Santa Pola de los trabajadores o residentes una vez a la semana. Ni siquiera hay autorización, a día de hoy, para que puedan acceder personas que tengan en Tabarca una segunda vivienda.

«No se puede creer. Si no permiten que los turistas suban al barco para ir a la isla ¿para qué vamos a abrir nuestros negocio?», agrega María del Mar Varela, presidenta de APEHA y propietaria de un restaurante en Tabarca. «Vivimos de la campaña de verano. Hemos perdido ya los ingresos de Semana Santa y ahora queda amenazado el mes de junio. Sabemos que entre semana no vamos a contar con el turista extranjero porque no hay, pero sí esperábamos al visitante de Alicante y Elche, sobre todo los fines de semana, para reflotar un poco el negocio», explica Varela. Del mismo modo, la presidenta de la asociación hostelera resalta que «nuestros locales son, básicamente, terrazas. Casi todo es al aire libre, así que nos ajustamos perfectamente a las exigencias de esta fase. Pero si tenemos que esperar que los visitantes lleguen nadando?».

Varela también insiste en el olvido y el poco mimo hacia la isla. «Hace años que reivindicamos en la asociación la llegada de un transporte público que permitiría a mucha gente vivir en Tabarca todo el año, pero nunca nos han escuchado».

Doblemente confinados, los setenta habitantes de la isla, que llevan dos meses sin ver a un solo forastero, no pierden de vista ese diminuto pasillo de su puerto a la espera ver aparecer al primer turista. Puede que en el instante en que aparezca, los tabarquinos arranquen con enternecedores aplausos como han hecho en la península con sanitarios y benefactores públicos. Será difícil reprimir tanta emoción.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats