Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estás para una guerra

Aquellos que estamos próximos a la jubilación, recordamos esa cantinela, esa frase en el título indicada, al ver debilidad o blandura en nosotros.

Que diría nuestros mayores en estos tiempos; en este estado de alarma, donde se nos ha puesto a prueba y se ha observado poca capacidad de lucha y sacrificio por parte de muchos. Hasta quien debería dar ejemplo nos recordaba, "Me aburro", dando un pésimo ejemplo a los alicantinos.

Los niños no aguantan más en casa, cuando muchos les servían de escudos humanos para salir ellos. Todos con lloros y prisas, mientras muchas personas sufrían con el maldito virus en sus carnes. Que decir tiene no me confino, me voy de fiesta no guardo la distancia, etcétera, porque no me sale de o del.

Lo dicho, en estos días como en política; por cierto, otro mal ejemplo, hemos visto posiciones extremas. Lo peor: incivismo, irresponsabilidad y mucho egoísmo por contra: generosidad, solidaridad y altruismo.

Me queda una duda ahora mismo. ¿Estamos aprendiendo la lección?

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats