Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Micromachismos y macroegoísmos

Recuerdo que hace años participaba en el extendido de las capas de aglomerado asfáltico en caliente de las carreteras. Hoy en día cuando voy de inspección, pienso en los sufridos trabajadores que allí están padeciendo. Aguantando temperaturas de las mezclas citadas que llegan por encima de los 150º C, expuestos a los vapores que respiran y con temperaturas ambientales superiores a los 40º C. Pues bien, una edil de cuyo nombre no quiero acordarme, de un grupo de izquierdas al igual que en el pasado otra tránsfuga, traicionaba a sus electores, votando con el grupo contrario, solo por despecho. Aquí de nuevo otro comportamiento insolidario y egoísta, utiliza en su propio interés la legítima bandera de la igualdad y claro su arma; el machismo, no para la defensa de la causa de la mujer, sino manipulando en su propio beneficio. En definitiva un perfil de persona lleno de falta de empatía, generosidad y eso sí, súperegoísmo. Que recuerde que el bien de todos es el bien de uno mismo y piense en las condiciones penosas que desarrollan tantas mujeres como hombre en su duro día a día.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats