30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La tribuneta

Proyecto Víbora III

El carácter serpenteante del cauce del río y los diseños pictóricos de total libertad hicieron que la obra colectiva y multicultural se denominara Proyecto Víbora

En los primeros días de agosto de 1991, organizado por los grupos de artistas plásticos Esbart Zero?, de Elche, y Kunst for livet (Arte por la vida), de Dinamarca, se llevó a cabo en Elche la pintura mural sobre el lecho del río Vinalopó a su paso por la ciudad. El carácter serpenteante del cauce del río y los diseños pictóricos de total libertad hicieron que la obra colectiva y multicultural se denominara Proyecto Víbora. Una intervención pictórica en el espacio público, de 1.200 metros de largo por 14 de ancho, que figuraría en el Libro Guinness de los Records como Mural más grande del mundo.

Desde sus orígenes, el Proyecto Víbora quiso ser bisagra artística y social que uniera las dos partes de la ciudad dividida por el río Vinalopó. Así como lugar significativo para quienes gustan de los lenguajes poéticos, con oferta de participación a todos los artistas y público en general. El Proyecto Víbora cobraba así su carta de naturaleza de arte efímero y arte democrático a la sombra de nuestro Museo de Arte Contemporáneo de Elche, de eminente carácter social.

Veintitrés años después de aquel Proyecto Víbora, en las primeras semanas de agosto de 2014, con la colaboración y organización del grupo de artistas urbanos PornoStars, de Elche, y los colegas de su influencia, se llevaría a cabo el Proyecto Víbora II. Esta vez, merced a los nuevos tramos del río canalizados, la longitud del mural alcanzaría los 2.700 metros, dando cabida a la mayor participación de los artistas locales y la colaboración de buena parte de la ciudadanía. Proporcionando en su desarrollo uno de los espectáculos más bellos del arte social, digno de ser grabado y guardado para la historia: la visión de más de 1.500 personas dedicadas a pintar, al unísono, la nueva piel de su serpiente favorita.

En la actualidad, los organizadores Víbora seguimos manteniendo las reuniones pertinentes para acometer en agosto del año que viene el Proyecto Víbora III. Una fecha muy oportuna porque se cumplen los 30 años del primer Proyecto Víbora (1991-2021). Y una ocasión pertinente para recopilar y publicar alguna memoria que hable de las tres ediciones del Víbora según el paso del tiempo. De la última reunión con los amigos ecólogos y ecologistas, de magnífica didáctica medioambiental, se puede desprender que los próximos Proyectos Víbora van a ser mucho más conceptuales y menos artesanales. Muy efímeros y de más diversidad participativa. Una de las primeras ideas que se barajaron para no contaminar el río con nuestros trabajos fue la opción de pintar las nuevas representaciones con blanco de España o lechada de cal sobre el actual suelo, tal y como está. Algo así como las figuras de Nazca, ubicadas en la región meridional del desierto de Perú. Enormes dibujos hechos en el suelo, dibujados mediante la traslación de modelos realizados a escala a grandes cuadrículas hechas con estacas y cordeles. Vistas de cerca, las líneas de estas figuras se convierten en simples surcos en el suelo. La superficie está compuesta por una capa de guijarros de un color rojizo oscuro causado por la oxidación, que cubre otra capa de un color amarillento claro. Los nazca se limitaron a retirar las piedras superiores. En nuestro caso Se trataría de crear unas enormes siluetas de color blanco, de grueso contorno, que contrastarían con los colores más desleídos del proyecto anterior, que harían de fondo. Ni que decir tiene, después, en cuestión de semanas, quedaría todo tal y como cuando empezamos. Así de frágil es esta pintura. Pero nosotros ya lo tendríamos todo grabado en imágenes. Una magnífica razón para convocar todos los años un nuevo Proyecto Víbora, con la actualización constante de diseños y de artistas. Y como los nazcas, también nosotros podríamos lijar el suelo pintado? y conformar con el color cemento las líneas de nuestros dibujos. No me digáis que no es para estar ilusionados a tope. ¡Ánimo! Continuará?

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats