30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Vicente Cabezuelo

La universidad que nos gustaría

Una universidad que lidere la sociedad

Campus de la Universidad de Alicante.

Campus de la Universidad de Alicante.

¿Qué espera nuestra sociedad de la Universidad de Alicante? Todo. En primer lugar, que seamos el referente para afrontar el tiempo excepcional en que vivimos. ¿Qué esperan de nuestras próximas elecciones los componentes de nuestra Universidad? Un nuevo equipo que gobierne nuestra institución con miras a la transformación que esta necesite en los próximos cuatro años. Por todo ello, hoy he vuelto a presentar mi candidatura a rector de la Universidad de Alicante, la segunda vez en apenas seis meses, y me sigo planteando las cuestiones que tenemos que abordar: ¿qué necesita la Universidad de Alicante para seguir siendo la máquina que mueva nuestro entorno? ¿qué necesitan las personas que conformamos la Universidad de Alicante?, y ¿qué tenemos que ofrecer a nuestro entorno? El proyecto que lidero responde a las inquietudes de todos los colectivos de nuestra institución y cuenta con el apoyo del mejor equipo para ello. Por este motivo, he escuchado al alumnado, al personal de administración y servicios y al profesorado. Todo ello para configurar el modelo de universidad que presento.

No puedo obviar el interés que me mueve en mi reflexión: el alumnado. Tenemos que emplearnos a fondo en la mejora de su formación, que mejore sus expectativas laborales, pero que sea eficaz para la creación de los futuros dirigentes de nuestro país en todas sus áreas. Es cierto que todo ha cambiado. Vivimos en una situación de emergencia sanitaria que ha trastocado nuestras vidas y nuestra manera de entender el día a día. Por ese motivo, ahora más que nunca, quiero una universidad que lidere la sociedad, que continúe siendo un referente en el trabajo riguroso y cotidiano, para que nuestras ciudadanas y ciudadanos confíen en nosotros. Soy consciente de la necesidad que nos apremia: tenemos que fomentar la transferencia del conocimiento que producimos para liderar las acciones transformadoras y regeneradoras de nuestro entorno. No podemos vivir resignados en un mundo de continuos cambios como el actual, tenemos que avanzar en estos tiempos difíciles. Por eso, mi modelo de universidad es el que se preocupa por las personas y el que configura una institución de vanguardia que consolide los pasos decididos realizados en los últimos años.

La riqueza y pluralidad del tejido económico y social alicantino es, sin ninguna duda, uno de los principales acicates en nuestro empeño por adaptarnos a las nuevas circunstancias del momento actual. La pandemia afecta a todos y cada uno de nosotros de forma igual y es nuestro deber adaptarnos y crear las herramientas clave para que nuestro entorno sea capaz de superar cualquier adversidad. Del mismo modo, tenemos que transformar y modernizar las estructuras, tanto internas como externas, para empezar a diseñar el momento de resolución de la situación actual. Tenemos que liderar el presente y el futuro que venga después.

He participado en la gestión de nuestra universidad desde diversas áreas. He podido así comprobar el valor del trabajo en equipo a la hora de compartir proyectos, ilusiones o iniciativas y sortear los obstáculos que se plantean. Todo ello excede con creces el propio trabajo y reporta lo mejor de las personas que acompañas y te acompañan. Con todo, se hace imprescindible un liderazgo que asumiré, si nuestras electoras y electores lo consideran, para desarrollar nuestro programa.

En esta andadura de aprendizaje y experiencia vital lo que tengo muy claro es que la gestión tiene que partir de las personas para devolverles sus ilusiones y cumplir sus necesidades. Me interesé por la historia desde bien joven. Así entendí que hay que configurar un gobierno plural y permeable a las transformaciones y nuevos retos que se planteen. Por ello, las propuestas de acción para cumplir con los objetivos que planteo para nuestra universidad a medio y largo plazo son fruto de la escucha activa de los diferentes colectivos y personas de nuestra universidad y de fuera de ella. Hace un tiempo decidí construir un proyecto, creer en él y hacer partícipe de su desarrollo a la comunidad universitaria y a la sociedad. El proyecto que presento es proactivo. Es un programa vivo y abierto, para responder a las necesidades o inquietudes de la comunidad universitaria y de nuestro entorno. Con propuestas que nacen de escuchar y dialogar con todos los colectivos.

Creo en una gobernanza planificada. Focalizada en lo que se necesita, que se adelanta. Que avanza con los aciertos, pero que también se corrige con los errores. No existe una fórmula precisa y exacta. No existe una receta mágica, pero sí un estilo de gobierno basado en la confianza y el compromiso, para liderar una universidad innovadora, igualitaria, competitiva, sostenible; capaz de superar las crisis o minimizar sus impactos en las personas.

Más allá de los rankings, el liderazgo de la Universidad de Alicante se mide con los éxitos y avances de las personas de ciencia y de su transferencia responsable a la sociedad. También en la calidad de nuestro personal docente; en la formación cualificada del alumnado, como ciudadanas y ciudadanos de un mundo global; en las buenas prácticas y eficacia de nuestras y nuestros gestores. El modelo de gobierno que quisiera liderar revaloriza a las personas que forman parte de la comunidad universitaria. Apuesto por un modelo de gobernanza colectivo, cercano, plural, abierto y participativo. En línea con los objetivos de desarrollo sostenible que deben guiar a todo el mundo para que sea la esencia de los diversos procesos de gestión. Con una comunicación abierta, continua y bidireccional. Que se materialice con el logro de la misión de la UA.

De la reflexión sobre la universidad que busco y con la consciente responsabilidad que ello conlleva, propongo mi candidatura con un proyecto que confía recoger las ideas y las propuestas de todas y todos los miembros de la comunidad universitaria. Desde una estrategia compartida, empecemos a perfilar el futuro que queremos para nuestra universidad. La que nos gustaría y la que vamos a construir entre todas y todos. Una universidad que lidere, que sea referente en la sociedad, donde sus componentes tienen la posibilidad de participar activamente.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats