Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Llanos Cano

Llanos Cano Ochando

Concejala del Grupo Municipal Socialista de Alicante

Hasta aquí hemos llegado

Día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer

Día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer

El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer se conmemora anualmente el 25 de noviembre, en todo el mundo, para denunciar la violencia que se ejerce sobre las mujeres por el hecho de ser mujeres y reclamar políticas en todos los países para su erradicación. La convocatoria fue iniciada por el movimiento feminista latinoamericano, en 1981, en conmemoración de la fecha en la que fueron asesinadas, en 1960, las tres hermanas Mirabal (Patricia, Minerva y María Teresa), en República Dominicana por el régimen de Trujillo.

El 2020 es un año en el que asesinaron a Fátima con tan solo 7 años en México donde cada día, sí, cada día, asesinan a 10 mujeres por el hecho de ser mujeres y donde hay una impunidad en los feminicidios del 97%. Es un año en el que las feministas francesas salieron a la calle reclamando más inversión y voluntad política ante el incremento del 21% de las mujeres asesinadas, alcanzando las 146 asesinadas en un contexto en el que también hubo 268 tentativas de homicidio en el seno de la pareja. Es un año en el que las mujeres protestaron en Cancún indignadas por dos nuevos feminicidios y la policía disolvió la manifestación a tiros.

Es un año marcado por la COVID. Los datos del confinamiento según el informe de ONU Mujeres revelan que los teléfonos de asistencia de violencia de género han registrado un incremento de más del 30% a lo largo y ancho del globo, desde Australia a Argentina. Excepcional ha sido la situación en el Reino Unido, donde las llamadas, los correos electrónicos y las visitas a la página web de Respect, una organización benéfica nacional que lucha contra la violencia de género, ha aumentado un 97%, un 185% y un 581% respectivamente. En las tres primeras semanas de confinamiento, catorce mujeres y dos niños fueron asesinados en ese país.

En España en 2020 han sido asesinadas 41 mujeres y 3 menores. 23 niños y niñas han quedado huérfanos por estos asesinatos y se han denunciado 783 violaciones hasta el segundo trimestre del año.

Hace poco más de un mes conocíamos los datos de la “Macroencuesta de violencia contra la mujer” realizada por el Ministerio de Igualdad y los datos son estremecedores. La encuesta ha revelado que la violencia que sufren las mujeres es estructural. Una de cada dos mujeres ha sufrido algún tipo de violencia machista a lo largo de su vida, un 57,3%, lo que suponen 11.688.411 mujeres de 16 o más años. Además del total de mujeres de 16 o más años residentes en España, el 6,5% (1.322.052 mujeres) han sufrido violencia sexual en algún momento de sus vidas de alguna persona con la que no mantienen ni han mantenido una relación de pareja.

La violencia de género no tiene cabida en la sociedad que aspiramos a ser. Eliminarla de nuestras vidas y proteger a las víctimas no es una opción, es una obligación, en especial es una obligación de quien ejerce cualquier cargo público.

En el ámbito de nuestras competencias, como administración más cercana a la ciudadanía, desarrollamos un papel fundamental en la prevención, así como en la información, asesoramiento, protección y acompañamiento a las mujeres víctimas y sus hijas e hijos.

Hace un año y medio nos ofrecimos a trabajar de manera honesta y sin condiciones para la consecución de los objetivos de Igualdad en nuestra ciudad, sin embargo, la facilidad con la que Ciudadanos ha transigido ante el discurso rancio de PP y Vox, evidencian su falta de compromiso sobre una realidad lacerante frente a la que no caben ni la frivolidad ni el oportunismo político. Mal, muy mal por el Concejal de Seguridad por la infame Ordenanza de Convivencia Cívica, pero ¿dónde está el “hasta aquí hemos llegado” de Ciudadanos? La Concejala de Igualdad tiene que promover la igualdad real entre hombres y mujeres en Alicante y combatir la violencia de género en todas sus formas. Esto va más allá de la inacción y la falta de proyecto, va más allá de que presente iniciativas pro vientres de alquiler, más allá de que no haya constituido el Consejo de Igualdad o convocado la Comisión de seguimiento del Plan de Igualdad.

No participar en la elaboración de la Ordenanza Cívica pese al enorme impacto que va a tener sobre las mujeres más vulnerables de nuestra ciudad y no exigir su inmediata paralización una vez comprobada la barbaridad que quiere poner en marcha su socio de gobierno, la convierten en cómplice de la precarización de las mujeres más vulnerables por las que tiene la obligación de pelear. Inadmisible.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats