Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jose Norberto Mazón López

Profesor Titular del Departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la Universidad de Alicante

Jose Norberto Mazón López

La Universidad de Alicante y su papel en la vertebración del territorio

Vista general UA.

Vista general UA.

En estos momentos ilusionantes, donde la Universidad de Alicante decide al equipo que se encargará del gran reto de diseñar las políticas universitarias de la institución durante los próximos años, es obligado para mí, desde mi experiencia acumulada estos últimos años como director de la Sede de la Universidad de Alicante en Torrevieja, reflexionar sobre cómo la Universidad de Alicante está llegando a todo el territorio y cuáles son los objetivos y propuestas que sería interesante llevar a cabo para poder proyectar a la Universidad de Alicante más allá del entorno institucional.

La transferencia del conocimiento, debe ser un eje principal. Es indiscutible que en la universidad está el origen de muchas de las investigaciones que son el motor del desarrollo y nuestra institución resulta fundamental para su transferencia al tejido empresarial; pero el papel de la universidad en la transferencia tiene que ir más allá y entenderla en su concepción holística. El conocimiento es un bien común con una función social, y por tanto entiendo que, por una parte es un deber de la universidad integrarse no sólo en el entramado del tejido industrial y científico, sino también en el entramado social y asociativo; mientras que, por otra parte, es un derecho del territorio poder contar con la Universidad de Alicante para aprovechar este conocimiento en beneficio de la sociedad.

Para ello actualmente la Universidad de Alicante ha apostado por una profusa red de sedes, aulas, cátedras, campus…, que vertebran el territorio y que cada día están creciendo y siguen sumando. Aunque la extensión universitaria nació en la Inglaterra industrial –porque la universidad toma conciencia de la necesidad de llegar a todos los trabajadores–, su puesta en marcha fue unidireccional, siendo la universidad el sujeto dador y los trabajadores los receptores; pero este modelo ha ido evolucionando al mismo ritmo que la universidad y la sociedad, y actualmente la extensión universitaria es bidireccional, un cambio de escenario en el que ambos salimos beneficiados. Hoy día, esta descentralización que implica lugares físicos en diferentes poblaciones es el referente de la Universidad de Alicante y éstos proyectan una imagen de universidad cercana, donde cumplimos un papel importante, concebido como un puente de comunicación activo: no sólo se ofrece formación, cultura y ciencia, sino que se recibe el conocimiento de la identidad del territorio a través del tejido industrial y social. Llegar de esta forma a todos los rincones y poco a poco seguir desarrollando nuestra red es la clave de la integración de la universidad en lo social, cumpliendo de esta forma algunos de los objetivos de desarrollo sostenible que son responsabilidad de la instituciones educativas como la universidad, que tiene que garantizar una educación de calidad; pero también tiene mucho que aportar sobre la igualdad entre las personas, la protección del planeta, la prosperidad o el fomento de la paz y de las alianzas. Estos son objetivos compartidos que nos llevarán a alcanzar la universidad que todos queremos. Y para ello es decisiva la convergencia de todos los agentes sociales y la universidad, uniendo esfuerzos para establecer objetivos prioritarios y desarrollar el entorno social necesario para establecer un desarrollo colectivo; solo así la universidad será entendida como un bien necesario en la vida de nuestros pueblos.

Todo esto se ve reflejado meridianamente claro en el programa de José Vicente Cabezuelo como candidato a rector en las próximas elecciones en la Universidad de Alicante, cuya apuesta firme y decidida por seguir potenciando este entramado social que se ha generado bajo el paraguas del concepto de “TerritoriUA”, va incluso más allá. Citando a Leonard S. Kenworthy en su propia visión de las universidades: “Se deben extender hacia la Comunidad, y no sólo a la propia, sino también a la internacional, a través de lo local, lo nacional y lo internacional, servirán mejor a los intereses universitarios en la actualización y proyección futura de los estudios, según las perentorias necesidades de un mundo en transformación, no sólo política, sino eminentemente cultural”. Por ello, apuesto por la candidatura de José Vicente Cabezuelo y por su magnífico equipo que estoy seguro que sabrán hacer crecer el concepto de “TerritoriUA” en beneficio de la Universidad de Alicante, pero también y sobre todo en beneficio de toda la sociedad de la provincia alicantina.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats