Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco Esquivel

País, manga por hombro

Para los creyentes, lo que viene televisándose debe ser un trago

El Pazo de Meirás.

El Pazo de Meirás.

En estos estertores de 2020 han compartido espacio la entrega en el juzgado por parte de los Franco de las llaves del pazo de Meirás y la regularización del emérito de una pasta gansa para eludir de aquella manera el delito fiscal. De nuevo ambos linajes reunidos tan cerca. ¡Mecachis!

  Por mucho que ambas épocas se entrelacen, la diferencia radica ahí: que durante los años que tuvo la nave, cualquiera le decía al del Ferrol que se deshiciera de algo amasado por arte de birlibirloque, mientras que su sucesor en el trono viene desangrándose frente a la opinión pública y ante los españolitos que mandaban callar al resto de familia y allegados con tal de escuchar su mensaje aún a sabiendas de que sustancioso, lo que se dice sustancioso, tampoco resultaría. Para los creyentes, lo que viene televisándose debe ser un trago. Como lo es el que, pensando en no perjudicar a la Corona, se especule con la preparación de un discreto retorno desde Abu Dabi por Navidad. Al lado de esto, lograr un brexit decentito es pan comido.

  Dado que en democracia quienes se pasan de la raya cuentan con papeletas para quedar retratado, conviene ir con pies de plomo y percatarse de que ninguna maquinaria en acción ha de sustentarse en hacer comulgar al respetable con ruedas de molino. ¿Qué sentido tiene que el presi repita hasta la saciedad que «la monarquía no está en peligro en España». ¿Cree, Mr. Handsome, que por muy guapo que se crea va a convencer a alguien, incluidos los devotos a los que les chiflaría que la realidad no fuera la que es? Escondiéndola, resultón, ¿adónde se llega?

  Rodeado de especialistas, Iñaki Gabilondo ha proferido un grito sobre el calentamiento global: «Nuestro país es el más vulnerable del continente a los impactos del cambio climático». Tenemos lo que tenemos manga por hombro y ¿resulta que lo único que no está en peligro es la..? Un sistema como el nuestro que tantos sacrificios costó habrá que mantenerlo en condiciones, sin dejarse ir, digo yo. Que, pese a intentarlo, Iñaki no puede llegar a todo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats