30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luis M. Alonso

Sol y sombra

Luis M. Alonso

La tercera ola es ya un tsunami

Una persona se vacuna contra el coronavirus en España.

Una persona se vacuna contra el coronavirus en España.

La tercera ola del coronavirus está levantando un tsunami de protestas y órdagos en las autonomías que claman por los confinamientos mientras el candidato socialista en las elecciones catalanas ha optado por vetarlos. Estaríamos hablando de un simple contraste de opiniones si no fuera porque Salvador Illa, además de un candidato que quiere aprovechar el efecto demoscópico que le proporcionan los sondeos, es a la vez el ministro de Sanidad de este país. Incomprensiblemente, ya que tendría que haber renunciado, pero lo es.

Esta decisión de resistir hasta el último momento para favorecer un programa electoral frente a algo tan obvio como es el frenético avance de los contagios es la prueba palmaria de la incompatibilidad entre ser el candidato y estar al frente como responsable de la crisis más grave de los últimos tiempos. No solo es tener que emplearse en dos afanes en vez de uno que exige total dedicación, sino la contradicción de anteponer los intereses políticos de un partido a los generales de una emergencia sanitaria como esta. Y la incongruencia de que esos intereses, digamos particulares o gremiales, por no utilizar una vez más la palabra sectarios, arrastren a un ministro de Sanidad a poner en duda no solo la necesidad de confinar, sino de que las elecciones tengan que aplazarse al haber sido convocadas en una fecha absolutamente inapropiada para concurrir a las urnas.

El caso es que parece haber socialistas catalanes y no ca¬talanes dispuestos a repetir el 14-F en Cataluña el error mayúsculo del 8-M, con las masivas manifestaciones feministas. En una situación como esta, caer en la misma estupidez es algo que no se puede entender, incluso admitiendo que los independentistas catalanes, menos beneficiados por las encuestas, reman en la dirección contraria y pretenden a toda costa retrasar las urnas al encontrar en el virus un aliado inesperado. Un sólido e indiscutible aliado, no obstante.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats