Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco Esquivel

Tiene que llover

Francisco Esquivel

Vaya semanita

El PSOE se vuelca con Illa en un Comité presidido por Sánchez desde Barcelona

El PSOE se vuelca con Illa en un Comité presidido por Sánchez desde Barcelona

Frente al edificio siniestrado a dos palmos de la Puerta de Toledo hay un hotel que sufrió desperfectos tres horas antes de certificarse el relevo en la Casa Blanca. En una de sus habitaciones fue donde seguí con fruición el discurso de Obama nada más proclamarse vencedor en noviembre de 2008. Está claro que Trump lo tiene todo apuntado, no hay más que visionar la cara que lució al descender en Florida del Air Force One para echar el cierre a su mandato. Produce escalofríos. La sesión en la ceneene, que se prolongó hasta las tantas con el colosal remate de fuegos artificiales, se solapó un buen trecho con el zafarrancho del Collao. Nada más dilucidarse centelleó el móvil con el envío de un galáctico del ingenio que, además de llevar enganchado a los informativos yanquis desde el sofocante recuento, es un colchonero de tomo y lomo por lo que ligó el múltiple espectáculo despachándose a sus anchas: «Le han robado el partido». Al día siguiente Donald se fue tan ricamente –nunca mejor dicho– al golf y debió alardear del resultado en el recorrido ante los adversarios puesto que no se ha practicado parte de baja alguno.

  Los republicanos catalanes y los catalanistas que ahora republicanean tampoco pueden quejarse. Menudo flechazo les ha remitido el tesejota con motivo del 14 de febrero. El Govern ha devuelto el presente a ver si se lo cambian mientras el pesecé anda colado perdido, más después de que Tezanos haya entonado el «Illa, maravilla» por lo que, sobre confinamientos, ya si eso. Hasta Bertín ha proyectado una señal divorciándose al dar por sentado que, tal como está esto, ni en tu casa ni en la mía.

  Un panorama en el que hay quienes solo señalan a aquellos que no han seguido las indicaciones, pero la curranta de la panadería comenta que da pavor cómo va el bus por las mañanas. Con la llegada de la vacuna salvadora lo que se ha puesto en evidencia con mayor claridad son las dosis de improvisación y escasa garantía en la gestión que nos gastamos. Y así es difícil sobreponerse. Vamos, casi ni el Alcoyano.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats