Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco Esquivel

Los del club de la trola

El ecónomo durante una misa celebrada en la Basílica de Nuestra Señora del Socorro de Aspe.

El ecónomo durante una misa celebrada en la Basílica de Nuestra Señora del Socorro de Aspe.

El ecónomo de la díocesis Orihuela-Alicante, Francisco Martínez, se halla a sus 64 tacos –o sea, que ya no es un chiquillo– confinado en la Casa Sacerdotal tras contagiarse de covid, después de haberse negado a llevar mascarilla desde que la usa buena parte del género humano porque él si cree en el misterio de la Santísima Trinidad pero está convencido de que la pandemia y sus consecuencias con el personal sanitario al borde de un ataque de nervios son una trola. El cura Paco tiene a su feligresía contenta.

  En ese mismo recinto, del que cinco residentes –entre los que figuró el emérito Rafael Palmero– tuvieron que ser hospitalizados de entre 17 positivos, fue donde se trasladó para inmunizarse el actual obispo Murgui lo que provocó que Sanidad abriese una investigación para determinar si se trata de uno de los casos de vacunaciones irregulares. De momento tiene complicado llegar a una conclusión puesto que, hasta la hora en que son redactadas estas líneas, no ha sido incluído en la lista de supuestos avispados. Yo lo entiendo. Es comprensible que para el Consell, tal como anda el Botànic, no sea plato de gusto chocar también con la Santa Madre Iglesia, cuya capacidad de resistencia por los siglos de los siglos es la biblia en pasta. De tener las competencias, lo mismo le ocurriría al Ejecutivo central, que si habrá chocado entre sí y con los apoyos correspondientres, que ha tenido que recurrir a poner de ejemplo a Abascal y su cohorte. Por las fatigas en garantizarse el derecho a vivir como se siente una parte de la coalición y el denuedo de la otra a vivir sin sentir, ya le llaman el transgabinete.

  Y el prelado superior y el administrador de los bienes terrenales, ¿se van a ir de rositas? Ustedes qué creen. Tienen mucho Antiguo y Nuevo Testamento recorrido, conocedores de que en nada viene el Miércoles de Ceniza y con él la Cuaresma para arrepentirse de los pecados, en la que no resultaría muy católico dejar a monseñor con el ayuno de la segunda dosis. Por Dios, que hay que salvar la Semana Santa.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats