Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marc Llorente

TEATRO CRÍTICA

Marc Llorente

Dictadura genital

Teatre Arniches

Man up

TEATRE ARNICHES DE ALICANTE

**

Texto y dirección: Andrea Jiménez / Noemi Rodríguez

Compañía: Teatro en Vilo

Sobre todo, invitan a los jóvenes espectadores a un carnaval, en el Arniches, con el fin de ser cuestionados los códigos tradicionales de la hombría. La propia identidad, que puede ser de un modo u otro al posicionarse en el mundo, y el machismo y el patriarcado en vías de extinción, aunque actuando con actitudes de esa «masculinidad tóxica». El reparto de «Man up», con texto y dirección de Andrea Jiménez y Noemi Rodríguez, quienes también actúan, pretende celebrar, a su manera, la reconciliación de géneros, la diversidad sexual. Rompen convencionales clichés (cayendo en otros) y tocan temas actuales que conciernen a los actores, como ya ha hecho Teatro en Vilo con otros espectáculos que desean divertir, conmover y estimular la reflexión. Intervienen Fernando Delgado-Hierro, Pablo Gallego Boutou, Alberto Jo Lee (de origen coreano), Juan Paños, Baldo Ruiz y las dos actrices, autoras y directoras de un montaje con la columna vertebral de una encuesta que hicieron, en forma de audios, sobre la sugerente idea de oponerse a la insensible «dictadura genital» del hombre. Los comediantes asumen bien las directrices marcadas, gusten más o menos, y tienen ocasión de hacer una especie de psicodrama con sus problemas del pasado y del presente. Buenas resultan las intenciones. Y otra cosa es la propuesta en general con una dramaturgia que tiende a materializar monólogos y a un forzado sentimentalismo a veces. Vale la ruptura de determinados estereotipos. Pero se pueden abrazar otros. Es posible caer en la exageración caricaturesca y en ciertos tópicos no solo en una obra. También en la realidad. Atraen la atención el feminismo, la ausencia de comunicación, la declaración mutua de amor de ambas jóvenes y todo lo demás, incluyendo las siluetas infantiles y carnavalescas de los personajes, la habitual interacción y algunos números coreográficos que forman parte de los lenguajes artísticos de esta joven compañía afincada en Madrid. Una tarea que se estira demasiado. Que no mide adecuadamente el tiempo y el ritmo.                 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats