Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Olga Seco

Las conveniencias ocultas de las relaciones tóxicas

Relación tóxica

Relación tóxica

Las relaciones interpersonales son la semejanza común que se libra con los afectos e incluso con las rarezas. Creo que junto a las profundidades de nuestra interioridad, también está la necesidad de tomar control de todo aquello que nos apasiona y nos divierte. Junto a muchos sentimientos se ve el reducido mundo de la manipulación. Sí, el mismo que no sabe ver las conveniencias ocultas de las relaciones tóxicas. La dependencia emocional lo trastorna todo y al final no concluye en nada; bueno sí: en egoísmo. Es difícil restarle valor a todo aquello que en apariencia nos conduce a experiencias novedosas y nos cambia nuestros estados de ánimo... Qué se lo digan (sonrío) a todos los que tienden a encerrarse en relaciones que excluyen al mundo y viven "secuestrados" por un amigo, familiar, pareja e incluso por un gato. ¡Veamos la figura de un círculo y metamos dentro mi reflexión! Siempre he pensado (opinión subjetiva) que el cariño que se exalta con el exceso está impulsado por la inseguridad. En apariencia resulta más convincente lo grande que lo pequeño. Una relación (sea de la índole que sea) no debería ser la sombra de la pesadez; creo que junto al gesto de estar siempre encima, se busca la seguridad de los afectos marcados por conductas infantiles. Las exigencias que van disfrazadas de confidencia verifican lo lejanos que podemos estar de nosotros mismos. Sí, ni toda alusión tierna es cariño, ni toda risa es alegría. 

Hay muchas personas que son el trazo dócil de la bondad y soportan todo. Nuestra sociedad es la exigencia de unos y otros; resulta paradójico ver lo que podemos llegar a soportar, y lo más significativo, es ver que lo hacemos con gusto. ¿Cómo es posible no verlo? A diario vemos y vivimos gestos explosivos derivados del egoísmo. Virando de ruta se me antoja terminar mi columna de hoy sentada junto a la contradicción más brillante, sí, la que afirma que la vida es un instante y cualquier desorden es tiempo perdido. No hace falta decir que el punto y final está junto a la parca.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats