30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribuna

Apoyar Al teatro en tiempos de crisis

Hay un espacio para el optimismo, nos hemos visto obligados a reducir los aforos, pero los espectadores adquieren el 100% de esas butacas

Apoyar Al teatro en tiempos de crisis

Apoyar Al teatro en tiempos de crisis

El pasado sábado 21 de marzo, Día Mundial del Teatro, llegó este año 2021 en unas circunstancias muy complejas, pues las industrias creativas y culturales también han sufrido las consecuencias de la pandemia derivada del coronavirus.

Sin embargo, durante el confinamiento, los artistas buscaron nuevas maneras de comunicarse con su público para seguir transmitiendo emociones, usando para ello las más variadas tecnologías digitales, demostrando así una vez más su espíritu indomable, su excepcional imaginación y su capacidad de resiliencia.

La cultura es un patrimonio necesario para el desarrollo social, y el teatro una herramienta imprescindible para la educación artística de la ciudadanía, una auténtica escuela de valores.

Ayuntamientos como el de Elche estamos poniendo nuestro grano de arena en apoyo del sector cultural, sacando el máximo partido a nuestros recursos económicos, manteniendo en pie la programación estable y el calendario de festivales, mientras cumplimos las medidas sanitarias y de seguridad al pie de la letra, contratando de forma más frecuente a las compañías profesionales locales y ampliando las líneas de ayuda para la puesta en marcha de sus nuevas producciones.

Esta es nuestra forma de ayudar directamente a los artistas y profesionales de la cultura, dialogando con ellos y facilitando que puedan llevar a cabo su trabajo, que es ofrecernos lo mejor de su creatividad y talento para, como aconseja e indica la Unesco, desarrollar políticas de apoyo al sector creativo resiliente, un compromiso que se podría calificar de ético, pues fueron nuestra fuente de consuelo y esperanza durante el confinamiento, cuando nos nutríamos de sus contenidos, y ahora merecen que todos les devolvamos ese extraordinario gesto de solidaridad y empatía.

Hay un espacio para el optimismo, nos hemos visto obligados a reducir los aforos, pero los espectadores adquieren el 100% de esas butacas. El público tiene ganas de cultura y el teatro nunca morirá, a pesar de las crisis, porque mientras haya un artista con algo que contar, habrá un espectador deseando escucharle, y porque todos estamos de acuerdo en que el mundo necesita arte.

Muy pronto todo volverá a la normalidad y volveremos a llenar los teatros, museos y salas de conciertos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats