30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agradecimiento

Trabajo social.

Trabajo social. INFORMACIÓN

El pasado 16 de marzo de 2021 se celebró el Día Mundial del Trabajo Social 2021. El Consejo General del Trabajo Social declaraba que “tras más de dos años de consulta y trabajo, en julio de 2020 finalizó el proceso para desarrollar los próximos temas de la Agenda Global como una estrategia para avanzar en el enfoque y el impacto de la profesión en la próxima década. El objetivo de esta década es construir y diseñar todos/as juntos/as sociedades más prósperas y sostenibles, dando mayor voz y participación a los colectivos más invisibilizados.”

Tradicionalmente el Trabajo Social ha tenido una función denominada “agente de cambio”, es decir la habilidad de transformar una realidad alienante en otra liberadora, y dicen los expertos que han estudiado los mecanismos del “cambio” que éste sólo puede darse cuando se activan mecanismos creativos que permiten aportar puntos de vista o enfoques diferentes a los acostumbrados.

Sin embargo, pese a esta importante función, la profesión de Trabajador/a Social ha sido muy poco valorada y ha estado asociada a labores de tipo asistencial y de caridad que no necesitaban de una formación específica. Esta escasa valoración ha conllevado dificultades en el desarrollo de la profesión que se ha traducido en departamentos de la Administración escasamente dotados, amén de otras deficiencias. No olvidemos que recientemente el Colegio Oficial de Trabajo Social alicantino presentó una queja al Síndic de Greuges por el colapso de los Servicios Sociales de Alicante, donde el retraso en dar una primera cita llegaba hasta los diez meses en plena pandemia por la COVID-19.

No obstante, atravesando aún esta difícil situación, por primera vez se ha alzado una voz en defensa de los trabajadores sociales, y esta voz ha sido la del presidente de la Diputación Carlos Mazón Guixot quien, en las páginas del Diario INFORMACIÓN el pasado 4 de abril, reivindicaba la profesión con el titular que nos define “Trabajadoras sociales: agentes de cambio”. Señalaba el presidente que “En esta pandemia hemos comprendido cuán importante es la unidad del grupo, la solidaridad y la cohesión entre administraciones”, recogiendo con estas palabras el objetivo de la profesión para esta década, que es el de avanzar en el enfoque y el impacto de la profesión para construir y diseñar todos/as juntos/as sociedades más prósperas y sostenibles, dando mayor voz y participación a los colectivos más invisibilizados, bajo el título “Ubuntu: Fortaleciendo la solidaridad social y la conectividad global”, basándose en el lema popularizado por Nelson Mandela “Ubuntu”, que significa "Yo soy, porque nosotros somos". Es una filosofía africana basada en el trabajo en equipo, la cooperación y la lealtad. Una palabra, concepto y filosofía que resuena con los principios de trabajo social y la interconexión de todos los pueblos y sus entornos.

El momento que vivimos está poniendo de relieve la necesidad de cambios porque las estructuras actuales no pueden abordar con calidad el empobrecimiento que se despliega y crece día a día. Por eso son tiempos para el trabajo social, porque los trabajadores sociales son receptores finales de la debacle que ha creado la COVID-19, contenedores últimos de la angustia vital que es no tener que dar de comer a tu familia bajo el riesgo de perder tu casa. Son tiempos para el trabajo social y se necesita del apoyo institucional y de la sensibilidad de sus gobernantes como ha demostrado Carlos Mazón Guixot y como demostró también recientemente el Grupo municipal socialista reivindicando el nombre de la primera concejala de Servicios Sociales, Pilar Castillo Espadas, a una de sus calles o a un centro social,; iniciativa que no fue secundada por el equipo de gobierno con argumentos tales como que solo había hecho su trabajo, cuando la realidad es que fue necesario un carácter decidido y enérgico como el que tenía Pilar Castillo para vencer las dificultades de toda índole que fueron surgiendo en la creación de los Servicios Sociales municipales de Alicante. 

Por todo ello, en mi nombre y estoy segura que también en el de la profesión muchísimas gracias.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats