30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Antonio Sempere

El teleadicto

Antonio Sempere

Un país para reírlo

Goyo Jiménez

Goyo Jiménez

Atención a Un país para reírlo. El título viene un poco forzado, tras un Un país para comérselo y Un país para escucharlo, pero ojo, que no se trata de una serie documental menor de esas que haya que dejar pasar. Haría mal quien no haya podido disfrutar de las entregas emitidas hasta la fecha, dedicadas a las comunidades de Madrid, Castilla y León, Galicia y Cataluña, en no anotar en su libreta de asuntos pendientes que debe recuperarlas cuanto antes. Tienen prometidas buenas dosis de humor inteligente, nunca mejor dicho, además de una serie de calidad a propósito de las diferentes aristas del humor patrio.

Y es que los protagonistas de cada una de las entregas son gente de primera, y el viajero que hace de anfitrión con todos ellos no es otro que Goyo Jiménez. Una buena postproducción hace el resto.

La serie está repleta de entrevistas memorables. En la entrega de Madrid son muy recomendables las de Pepín Tre, El Gran Wyoming y Santiago Segura. En Galicia, las de Teté Delgado, David Amor y Rafa Durán. En Castilla y León, atención al encuentro con Leo Harlem y Quequé, tratamiento de usía. Y en el capítulo de Cataluña, un momento entrañabilísimo, el de la entrevista al fundador del grupo La Cubana, Jordi Milán, en el cuartel general de la formación que se creó hace ahora cuarenta años. También demoledor y punzante Dani Mateo.

Dio la casualidad de que mientras se emitía este capítulo de Un país para reírlo en Late Motiv Andreu Buenafuente recibió y disfrutó (decir que lo entrevistó es quedarse corto) a su amigo y cómplice Xavier Sardà. Para quienes vemos los programas a la hora que se emiten fue todo un derroche.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats