Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Florentino Regalado

Florentino Regalado

Ingeniero de Caminos

Un olvido sobre el trasvase Tajo-Segura

La Policía Nacional autorizó la caravana por el trasvase Tajo-Segura sin camiones tras dos horas de bloqueo

La Policía Nacional autorizó la caravana por el trasvase Tajo-Segura sin camiones tras dos horas de bloqueo

No hace mucho el Diario Información me publicaba un artículo titulado: “El trasvase Tajo-Segura: una gestión cainita“, donde me limité para no pasarme de palabras, a poner de relieve la importancia y valor estratégico del mismo y apuntaba una posible solución, que permitiera de una puñetera vez, poder planificar un constante aprovechamiento del mismo, sin estar supeditado a las gilipolleces de unos políticos irresponsables, que por unos cuantos votos ponen en peligro la subsistencia de miles de familias, la riqueza de una región y por ende la riqueza de esta España nuestra, tan denostada en los tiempos que corren.

En el diario Información de este domingo pasado, me encuentro con el artículo analítico de Juan Ramón Gil, que alaba y se hace eco de que por fin nuestros políticos parecen reivindicar, en mi opinión, con una falsa seriedad y solo aparentemente unidos, que el trasvase es una cosa seria y debe mantenerse.

Y lo anterior lo pienso como lo pienso, porque si las reivindicaciones van a ser las que anuncia J.R. Gil en su artículo, aunque vengan acompañadas por las manifestaciones ruidosas de nuestros agricultores y sus tractores, ninguna de ellas servirá para resolver el problema, y se las pasaran por el arco del triunfo en Madrid, gobierne quien gobierne.

En mi artículo ya publicado, ponía de relieve cual creo yo que era la auténtica solución y como habría que reivindicarla, aunque decía y sigo diciendo con suma tristeza, que no hay narices para aplicarla por parte de nuestros diputados y senadores frente a los gobiernos de turno, y sería tan simple como imitar a los meapilas y aprovechados del PNV, que actuando con sus reducidos votos consiguen sacar todo lo que se proponen con unos réditos extraordinarios, que ya los quisiéramos para nuestra provincia de Alicante.

Si nuestros políticos de todos los colores se unieran de verdad, en defensa de los ciudadanos que les damos de comer, bastaría que de mutuo acuerdo le quitaran la escalera al gobierno de turno dejándolo colgado de la brocha en unas cuantas votaciones en el Congreso, y otro gallo le cantaría al problema del Trasvase Tajo-Segura y a muchas otras cosas.

Esta reivindicación es la que a mi juicio, se le ha olvidado a J.R. Gil mencionar y exigir en su artículo a nuestros políticos, que si tuvieran el coraje que deberían tener con los que les mantenemos en sus puestos, que hagan la prueba un par de veces, quitándole la escalera al Gobierno en las votaciones y verán cómo se acaban de una vez por todas los ninguneos que se traen con el trasvase los políticos  cainitas e  irresponsables de Madrid y Castilla la Mancha, que ya tiene poca vergüenza esta autonomía, que siendo receptora y no contributiva a la solidaridad nacional como la nuestra, no quiere compartir un agua que nos pertenece a todos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats