Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manolo Alarcón

Todos con la Selección

Sergio Busquets antes del partido amistoso que enfrento a la selección de España contra Portugal

Sergio Busquets antes del partido amistoso que enfrento a la selección de España contra Portugal

La presunta vacunación de la Selección Española se ha convertido en una cuestión de Estado más, pero tan incongruente como otras a las que asistimos desde hace meses. Estos días vemos esas encuestas televisivas callejeras tan socorridas donde un periodista busca a incondicionales y negacionistas para preguntarles qué se debe hacer. El fútbol no es política ni sanidad, aunque se pueda hacer política y sanidad con el fútbol, y a eso es a lo que estamos asistiendo porque en estas cosas somos muy viscerales. Hagamos lo que hagamos y digamos lo que digamos, siempre vamos a encontrar a alguien en contra y a favor. La mayor parte de las selecciones que van a competir no se han preocupado por este asunto. Hay quien ha pinchado y quien ha desistido de hacerlo, pasando por los que han optado por dejar la decisión en manos de los afectados al más puro estilo Ayuso.

Nosotros, tras la sesuda decisión, notificada por la ministra de Sanidad y que ha tenido al país en vilo, pero de la que aún no sabemos si durante los dos últimos meses se hizo la despistada con las peticiones de la Federación Española para que se tuviera en cuenta a estos deportistas, como sí se hizo, por ejemplo, con los olímpicos, nos hemos enterado que van a ser vacunados por el Ejército y que recibirán una fórmula de dos dosis, no vaya a ser que se le ponga una y nos parezcan más privilegiados de lo que son en sus cortas pero bien retribuidas carreras. Hace un rato escuché al seleccionador decir que oficialmente no sabía nada sobre el asunto de la vacunación mientras prepara el torneo con un grupo de jugadores y mantiene a una selección «B» recluida en un hotel por si hace falta echar mano de ellos. Y mientras escribo estas líneas me entero de que los jugadores no quieren recibir dos dosis, quieren una.

No me dirán que la Selección no da juego.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats