Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Antonio Sempere

Mentalidad «Un, dos, tres»

Azafatas del 'Un, dos, tres...'

Azafatas del 'Un, dos, tres...' TVE

Recuerdo que en COU la profesora de Historia del Arte nos reprochaba que teníamos mentalidad de Un, dos, tres. A mucha honra, me decía para mis adentros. Imagino que si a Pepe Colubi o a cualquiera de los Ilustres ignorantes les soltaban en clase alocuciones semejantes se identificarían enormemente.

Me ha venido a la memoria esta frase a raíz del estreno de la nueva temporada de Mask Singer y del éxito que arrastra. Conste que se trata de una franquicia y que por tanto es éxito planetario. ¿Qué mentalidad tienen ahora los alumnos equivalentes al COU de los ochenta? Si un profesor tuviese que echarles en cara en qué tienen centrados sus intereses para ponerles en evidencia ante las pocas miras de sus propuestas, ¿a qué programa de televisión se referiría?

Porque, reivindico yo, que por mucho consumo en las plataformas y en las tablets, con independencia del medio por el que vean los programas más relevantes de la televisión actual, sea en un plasma gigante o en un portátil o en móvil minúsculo, presupongo que nuestros adolescentes de 16 ó 17 años deben estar muy al tanto de lo que se cuece en Supervivientes, en Mask Singer, de lo que dio de sí La isla de las tentaciones y de lo que vendrá en su secuela La última tentación.

¿Tener mentalidad de Un, dos, tres en 1980 era un mérito o un demérito? ¿Tener mentalidad de First Dates, por poner un ejemplo muy clarificador, puede servir hoy día para definir en pocas palabras una personalidad, de situarse en la vida cuando se tienen 17, 18, 19 años? Lo cierto es que nunca se ha interactuado tanto con la televisión como en la actualidad.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats