Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Antonio Sempere

En pocas palabras

Antonio Sempere

De pases de prensa en Alicante

Presentación de la programación del Festival de Málaga de 2021

El Festival de Málaga, como todos los de su rango, cuenta con pases de prensa matinales de las películas que compiten en la Sección Oficial. A las 9 y a las 12 de la mañana el Teatro Cervantes ha reunido a un número importante de acreditados, llenando el patio de butacas dentro del aforo permitido por la Covid, tanto los días laborables como los festivos. 

No piensen que en las butacas se encontraban Carlos Boyero, Oti Rodríguez Marchante, Javier Ocaña, Elsa Fernández Santos, Carlos F. Heredero o Carlos Pumares. Les prometo que una buena parte de los acreditados fieles y madrugadores procedía de la prensa malagueña. De sus diarios, sus emisoras, sus televisiones. Pero sobre todo de ese grupo de aficionados que, a través de numerosos blogs, revistas digitales y todos los medios imaginables cada vez que se convoca un Festival acuden fieles a la cita. 

Había gente de la capital y de localidades de la Costa del Sol. ¿Se imaginan qué podría ocurrir si en Alicante se programasen proyecciones matinales dirigidas a la prensa en cualquier evento cinematográfico? 

Cuento con un par de datos demoledores. La última vez que el Instituto Valenciano de Cultura convocó un pase de prensa matinal en el Teatro Arniches (el largo documental ‘El hombre que embotelló el sol’, de Óscar Bernácer), hace ya seis años, acudimos tres personas. La última vez que una sala de exhibición privada convocó un pase de prensa, en la tarde de un día de julio, cuando llegó la última película de Rodrigo Cortés, también fuimos tres. 

Está claro que Alicante sufre problemas culturales estructurales que vienen de muy atrás. Los pases de prensa convocados por Ciudad de la Luz darían para muchos relatos kafkianos. 

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats