Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Guadalupe Arana López

Recuperemos y mejoremos la sanidad pública

Exterior del Hospital de Torrevieja. TONY SEVILLA

Que la Conselleria de Sanitat haya tenido que retirar su propuesta, cuando se produzca la reversión, de integrar al personal del Hospital de Torrevieja, ahora de gestión privada, en una especie de empresa pública que pensaban crear, en vez de la propia Consellería, es una buena noticia. Se garantizan así mejor los derechos de los trabajadores y de las personas que puedan recibir asistencia en el mismo. La sanidad pública sale ganando y los usuarios también.

Ha sido una torpeza increíble la pretensión del PSOE en este tema. Ya costó que se decidieran por el rescate de la concesión y, ahora, se sacan de la manga el invento de la empresa pública para crear incertidumbre entre los trabajadores, dividirlos en el futuro y facilitar incluso una posible retrocesión, de nuevo, al sector privado. Peor imposible. Ya se consiguió recuperar Alzira y ese se ha demostrado que es el camino correcto. Y así esperamos que continúe cuando venzan las próximas concesiones, y Elche está entre ellas con el Hospital del Vinalopó.

Ana Barceló se ha lucido, pero no es la máxima responsable. Detrás está Ximo Puig y buena parte del PSOE. Gracias a que no tienen mayoría absoluta no pueden hacer lo que quieren. La oposición inicial de Unidas Podemos, que recogiendo el sentir de los sindicatos y de su apuesta por una Sanidad Pública, manifestó su negativa a la creación de la empresa pública ha sido fundamental. La postura de UP fue seguida después por Compromís lo que, unido a dudas crecientes en el propio PSOE, ha permitido evitar un error garrafal y evitar crear una situación discriminatoria y confusa para los trabajadores y usuarios de dicha área de salud, tal y como venían reclamado los colectivos sociales y, especialmente, la Plataforma por una Sanidad 100x100 pública de dicha área.

Aunque parece que todavía insisten en mantener la errónea idea para la reversión en resonancias magnéticas y farmacia sociosanitaria.

Y, ante todo, hay que ampliar y mejorar la sanidad pública. Desde el colectivo de Pensionistas de Comisiones Obreras exigimos mayor atención a un sector que es muy importante y que necesita más recursos por parte de la Generalitat. De los 5.072.218 valencianos incluidos en tarjetas SIP, 1.002.917 son personas mayores de 65 años. En las áreas de salud del Hospital General de Elche y la del Vinalopó hay 58.493 personas de más de 65 años, según la Memoria de Sanidad correspondiente a 2019. Somos muchos y muy necesitados de recursos sanitarios.

Llama la atención que, entre 42.847 plazas básicas que tiene la plantilla de Sanidad, sólo haya 10 geriatras en todo el País Valenciano. Es un tema que hay que mejorar. Recordemos que, según la propia Memoria de Consellería, de las 36.060.503 consultas realizadas en Atención Primaria, nada menos que 16.115.998 lo han sido por personas mayores de 60 años. Y si vamos a las ratios de tarjetas SIP, por áreas, en Medicina Familiar y Comunitaria estamos en Elx en datos muy preocupantes. Si la media está en 1.409 tarjetas por médico, en el Hospital General de Elx está en 1.433 y lo que resulta escandaloso es que en el Vinalopó está en 1.690, la más alta del País Valenciano. Los malos datos de las áreas concertadas son casi una constante y llama la atención que el Hospital General de Elx también esté empeorando los suyos.

Reivindicamos, por tanto, reforzar en personal, infraestructuras y medios, la atención que se presta a nuestra población. No podemos seguir todavía con citas telefónicas, presenciales a varios días y especializadas a varios meses. Se pone en peligro una correcta sanidad por la que tanto hemos luchado, especialmente las personas mayores. Exigimos soluciones desde una Sanidad Pública, Gratuita, de Calidad y para todos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats