Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Antonio Sempere

Decadencia

Italia celebra la conquista de la Eurocopa.

Italia celebra la conquista de la Eurocopa.

Una vez publicados los estratosféricos datos de audiencia de la Eurocopa de fútbol, hay uno que me tiene a la vez cabizbajo y preocupado. La franja de edad con más seguimiento del campeonato ha sido la que va entre los 13 y los 24 años, con un 42,3% de cuota de pantalla. Acabáramos.

A las puertas de los 60 uno puede hablar con cierta perspectiva. En estas cuatro décadas hemos asistido a unos cambios en las relaciones, en la tecnología, en la sociedad, como nunca podíamos haber imaginado. Hubo tiempo para que los jóvenes que nutrían los cineclubs de 1980 abandonasen por completo las salas que proyectaban cine de autor de 2020.

Tampoco quisieron saber nada del teatro de texto. Las artes escénicas no iban con ellos. Ni la música clásica. También perdieron la curiosidad en las aulas, que duró hasta que entró el nuevo siglo. Puedo constatarlo con ejemplos lejanos y cercanos. Las aulas de la UIMP de Santander de 1999 todavía eran un hervidero de alumnos en edad universitaria. Ahora se confunde la edad de los ponentes y los alumnos. En la Universidad de Alicante, hace poco más de quince años, Julián López Medina (actual director del Centro Superior de Idiomas) impartió un taller de poesía donde salvo un servidor todos los alumnos contaban menos de 25 años. Yo mismo dirigí cursos con cupos de 50 alumnos sobre cine y TV que se tuvieron que desdoblar por exceso de matrícula. Convoca ahora uno, y verás cómo se suspende por falta de alumnos.

Al grano. Esperaba que de esta transformación social y cultural el fútbol iba a salir también golpeado. Pero veo todavía se refuerza. Lo que valoro con mucha pena. Porque explica la decadencia en la que vivimos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats