Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco Esquivel

Tiene que llover

Francisco Esquivel

Una unidad de destino

Archivo - Florentino Pérez

Archivo - Florentino Pérez Andreas Gebert/dpa - Archivo

 Repasemos: «Raúl es un tío negativo, terrible lo malo que es el chaval; Casillas no tiene dos dedos de frente y son las grandes estafas; Cristiano es un imbécil y, junto a Mou, dos anormales; Guti está como una cabra y Figo es un hijo de puta; Del Bosque, un zoquete»; Michel..¡Y el que tenía una linda boquita era Arfonzo! 

  Los papeles del Pentágono pusieron a la administración estadounidense frente al espejo y las cintas de la Casa Blanca han dejado al ser superior a los pies de los caballos. Pero resistirá como Pedrojota, que por ahí sigue y que, cada vez que el Pisuerga pasa por Valladolid, se autocita con un libro inédito de título «Nixon contra la prensa, que escribí durante el curso 73-74 en el que fui profesor en el Lebanon College de Pennsylvania». Se me vino al ver a Aznar ensalzar sobremanera a quien tenía al lado, que era Ayuso, reiterándose en el referente que representa –él, claro– tras hacer hincapié en las conferencias impartidas en Hungría, Colombia y Estados Unidos donde «siempre estoy hablando de ella por el interés que despierta».

  Casado, también. Quien tiene toda la pinta de tomar el relevo de Merkel, si supera la prueba de septiembre, lo ha mirado de reojo porque Armin Laschet, líder de la cedeú, ha advertido que «con los partidos populistas de derechas no habrá conversaciones ni cooperación ni coalición ni nada». De cara al sol del 18 de julio, Spain sigue teniendo sus cositas y, en algunas, se supera. Como la del director de esa cabecera que siempre reservó para sí la denominación de pureza en el libro de estilo y que ha tenido a bien despachar por teléfono a quien allí estuvo desde el primer día. Somos, sin duda, una unidad de destino en vete a saber qué.

  Y no sería de extrañar, dadas las últimas revelaciones, que «Manos limpias» o asín recurra el logro alcanzado por el siempre sospechoso mister en Sudáfrica cuando a quien debía haberse utilizado es a Camacho, que siente los colores como nadie y suda como pocos. Y cualquiera sabe. Por Dios, que el Constitucional nos ilumine.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats