Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Antonio Sempere

Doscientos cinéfilos

Una imagen de 'Destello bravío'.

Una imagen de 'Destello bravío'.

Alicante acaba de perderse las dos primeras películas españolas que van a ir derechas a los Premios Goya, ‘Destello bravío’, de Ainhoa Rodríguez, y ‘Ama’, de Júlia Paz. Fueron catapultadas en el Festival de Málaga y ya han sido estrenadas, pero en ninguna sala de la cuarta provincia que más recauda en taquilla.

Cada semana son numerosos los títulos extranjeros que dejan de estrenarse en Alicante. Así vengan avalados por premios en los Festivales de Cannes, Berlín o Venecia. Me preguntaba cuántos ‘cinéfilos’ quedan a estas alturas en la ciudad de Alicante, entendiendo por tales los que acuden habitualmente a las películas de especial calidad que estrenan los cines Aana, las de la sala 13 del Kinépolis antes de la pandemia, o algunas de los Panoramis antes de su cierre. Para ello consulté a la fuente más fiable, el crítico Gonzalo Eulogio, que hace el seguimiento de la asistencia a estas sesiones cine de exigente de los tiempos de los minicines Astoria, regentados por Paco Huesca. Con los datos actualizados, Gonzalo me fue muy sincero: en Alicante quedamos doscientos ‘cinéfilos’. Esto es, que a lo largo de todas las sesiones de películas recientes y muy estimables como ‘La mujer del espía’ o ‘La vida de los demás’ esa es la cifra de espectadores totales.

¿Y la versión original? Arroja cifras muy curiosas. En los cines Aana, estos títulos de cine de autor congregan los jueves a quince o veinte personas. Sin embargo, en las multisalas, un pase de ‘La viuda negra’ en V.O. puede casi llenar. No se engañen. Son dos públicos distintos. En el caso de la película de Marvel acuden muchísimos nativos en inglés residentes en nuestra zona.

Alicante necesita de manera imperiosa una Filmoteca en condiciones para sus doscientos cinéfilos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats