Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Llanos Cano

Llanos Cano Ochando

Concejala del Grupo Municipal Socialista de Alicante

Un mal viento

Una de las escuelas infantiles de Alicante

Una de las escuelas infantiles de Alicante

Las Escuelas Infantiles Municipales de esta ciudad son todo un desafío intelectual puesto que son estandartes de la conciliación, la inclusión y la educación pública temprana y, sin embargo, desde hace más de 20 años llevan sufriendo los embistes de los lobos que no paran de soplar en su puerta.

Han demostrado estar hechas de buenos ladrillos y han resistido contra viento y marea a los ataques, algunos furibundos, que han sufrido por parte de los gobernantes de la derecha de esta ciudad. De soplidos varios, conocemos unos cuantos, pero nadie se había atrevido a desatar el vendaval destructor que vimos el miércoles pasado porque los dirigentes, hasta la fecha, conservaban un mínimo de decoro político.

¿Qué paso el miércoles pasado? Se convocó el Patronato de Escuelas Infantiles Municipales con la propuesta de reformar los estatutos de las mismas. Ustedes dirán: ¿Por qué motivo se reforman? Y yo les contestare: Porque “se considera conveniente” según el expositivo. Y ustedes dirán: ¿Y eso que significa? Y yo les contestare: Que el único motivo es la voluntad suprema de la Sr. Llopis bendecida por el Sr. Barcala, tal como se me reconoció en la reunión. Aclarado que la reforma solo obedece al ánimo de la insigne concejala se acometieron las ráfagas de soplidos.

Cerdito, cerdito déjame entrar, no por los pelos de mi barba…pues eliminaré las listas de espera de las Escuelas Infantiles Municipales (dejándolas sin margen de maniobra y por tanto no cubrirán plazas) derivando al alumnado a la privada. Si, han leído bien.

Cerdito, cerdito, déjame entrar, no por los pelos de mi barba…pues eliminaré el requisito de que las FAPAS con representación en el Patronato de Escuelas Infantiles Municipales tengan que ser de centros públicos. Si, también lo han leído bien.

Cerdito, cerdito, déjame entrar, no por los pelos de mi barba …pues eliminaré del Patronato la representación de los trabajadores de las Escuelas, la representación de las AMPAS, del especialista en la lengua valenciana y del representante de la concejalía de Igualdad. Pestañeen lo que quieran, pero también han leído correctamente.

Cerdito, cerdito, déjame entrar, no por los pelos de mi barba…pues mantengo un poder absoluto para nombrar y cesar libre y discrecionalmente a las directoras de las Escuelas Infantiles Municipales sin añadir ni un solo requisito.

Quiero decirles que antes de esta operación del miércoles, que casi la deja sin resuello, la Sra. Llopis pidió nuevas candidaturas a las direcciones de los centros hace poco más de un mes. Es un hecho que quiere sustituir a las directoras actuales que llevan una década y dos décadas respectivamente haciendo su trabajo sin una sola queja, para designar (parece) a quien a ella le quiere (no sabemos nombres todavía) para dirigir las Escuelas Infantiles Municipales.

Les aseguro que esto no es un cuento, los lobos soplan y soplan fuerte. Por nuestra parte estaremos atentos a sus alientos defendiendo la permanencia e integridad de las Escuelas Infantiles Municipales. Trabajaremos mucho y bien para que el próximo articulo les pueda contar otro cuento, el de María Sarmiento. Necesitaré su ayuda, de eso dependerá lo que voten ustedes en menos de dos años.  

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats