Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gabriel Echávarri

Ximo Puig debe adelantar las elecciones

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ayer, durante su comparecencia en el Palau.  | INFORMACIÓN

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ayer, durante su comparecencia en el Palau. | INFORMACIÓN

Los congresos socialistas suelen suponer un revulsivo interno para la organización y sus militantes generalmente adormecidos, sobre todo cuando en el territorio en cuestión se gobierna, como ocurre en la Comunidad Valenciana.

Sea un congreso de confrontación o de aclamación el nuevo secretario general sale acompañado de una nueva ejecutiva con las fuerzas intactas para trabajar y afrontar cuantos retos se pongan por delante del partido. Y para una organización política no hay mayor reto que el concurrir a unas elecciones.

Efectúo esta introducción, porque soy de los que piensan que Ximo Puig debería adelantar las elecciones valencianas para su celebración a principios del año 2022, es decir, convocarlas nada más finalizar su proceso de reelección como secretario general del PSPV.

Al motivo ya expuesto de pulso del partido, a sensu contrario añado que, el PP por su parte aun no ha alcanzado el pulso y tensión mínima para afrontar unas elecciones, sin que esto suponga menospreciar a los populares, que disponen de un buen candidato y son una máquina electoral, si bien, aun sin engrasar. El tiempo, por tanto, corre a favor, en este sentido del PP. Cuanto más lejanas sean las elecciones, es decir, cuanto más cercanas sean a la fecha inicialmente prevista, primavera del año 2023, más posibilidades y fortaleza irán adquiriendo día a día.

A esta obviedad hay que añadir las, cada vez mayores, posibilidades que Podemos implosione definitivamente llevándose por delante a todo aquel que pille cerca. El soufflé de Podemos hace tiempo que se ha deshinchado, ya no engañan a nadie y su posibilidad de superar la barrera electoral valenciana, cifrada en el 5%, es remota. Ahora bien, su capacidad de hacer daño a los semejantes es infinita. Si para mantenerse en las instituciones deben arremeter/traicionar/atacar a sus socios de gobierno lo harán sin dudar. Esa opción está sobre la mesa y puede ocurrir en cualquier momento, con el desgaste que esto puede suponer para el gobierno valenciano y por ende a Ximo Puig.

Respecto de Compromis, una vez constatada su absoluta incapacidad para gestionar nada, no ya con brillantez, sino con mera solvencia, creo que es acertada su decisión de prácticamente desparecer de la escena para ocultar sus carencias. (hemos pasado de una Mónica Oltra lideresa hiperactiva a una Monica Oltra mutada en triste funcionaria con síndrome burnout). Su base electoral, creo que sigue siendo sólida, quizás más por falta de alternativas en la extrema izquierda/ecologismo/nacionalismo que por propios méritos, pero pueden aportar, a fecha de hoy, los votos suficientes para alcanzar los diputados precisos para crear un tercer Botanic.

Por la derecha, si el PP va a ir creciendo día a día, Cs hace tiempo que camina en la invisibilidad quedando la opción de VOX y la duda de si como apuntan los sondeos su techo electoral llegó hace 3 años.

Adelantar las elecciones es una decisión difícil, reservada para políticos valientes, que anteponen los intereses generales a los particulares (lo cómodo es agotar la legislatura y no ponerla en riesgo anticipadamente). Ximo Puig, lo es, por lo que espero que por el bien de nuestra Comunidad tome la decisión de adelantar las elecciones para tener asegurados 4 años más de estabilidad, sensatez, honradez, crecimiento y progresismo, frente a la radicalidad y retroceso que puede suponer un gobierno de la derecha dentro de 18 meses.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats