Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Aix

Tribuna

José Aix

Vicealcalde de Orihuela y secretario de Organización de Ciudadanos en la provincia de Alicante

Por qué decimos «no» a comprar la CAM

Imagen del edificio Aula Fundación CAM de Orihuela, que el Ayuntamiento quiere comprar por 3 millones

Ciudadanos Orihuela apuesta por acometer inversiones en la costa, pedanías y casco.

¿Qué problemas resuelve a los oriolanos el edificio de la CAM? ¿Es una necesidad real en este momento? ¿De verdad queremos comprar este inmueble cuando aún permanecen cerrados los antiguos juzgados, el palacio Rubalcava o la Caja de Ahorros de Monserrate, así como otras dependencias de propiedad municipal? ¿Nos vamos a gastar tres millones en la compra y otros tantos en su restauración? ¿Existe una urgencia real de comprar la CAM? ¿En qué programa electoral aparecía la CAM hace dos años?

Ciudadanos Orihuela votará este jueves en contra de la adquisición del edificio de la CAM en el pleno ordinario del mes de octubre. Como ya ocurrió ayer en la Comisión del Área Administrativa que precede a la sesión plenaria, volveremos a reiterar nuestra negativa a la adquisición de este inmueble, pero, antes de profundizar en el planteamiento de nuestro grupo, nos parecía importante lanzar al aire las mismas preguntas que nosotros nos hemos hecho y que ya nos condujeron al «no» en julio a la primera propuesta de remanentes. Más allá de cuestiones políticas de fondo que en este momento no hace falta repetir, hay que incidir en que en todas y cada una de las reuniones que hemos mantenido hasta principios de agosto en el seno del Gobierno municipal para hablar del uso de los remanentes de Tesorería, nosotros siempre hemos reivindicado un justo reparto territorial de las inversiones y una ponderación de las mismas para la costa, para las pedanías y para el casco.

Por esa razón, frente a los tres millones de euros para la CAM, en la enmienda que desde Ciudadanos Orihuela hemos elevado al Pleno, apostamos por invertir en Correntías, reformar la travesía de El Badén, construir un escenario y cubrir una pista polideportiva en Desamparados, renovar y modernizar la entrada de San Bartolomé, reformaremos las plazas de Hurchillo y La Campaneta, destinamos trescientos mil euros para las instalaciones deportivas de Raiguero de Bonanza, proponemos invertir quinientos mil euros en Orihuela Costa para mejorar la accesibilidad y recogemos sendas partidas para asfaltado y señalización para allá donde es más necesario, respetando, como no puede ser de otra manera, una partida de casi cincuenta mil euros para el centro social de Barbarroja.

En la misma línea y con argumentos similares también hemos presentado una enmienda a la otra propuesta que plantea el área de Hacienda en la que manifestamos nuestro acuerdo con la inversión de más de ochocientos mil euros para el centro de trabajo de RSU en Orihuela Costa, pero en la que decimos en este momento «no» a la segunda fase de un centro de emergencias que sigue cerrado varios meses después de la conclusión de las obras o también a la segunda fase de unas instalaciones deportivas cuya primera fase no existe, dando prioridad, por el contrario, a arreglar la calle La Muela en San Antón, la adecuación del brazal de Castilla en Raiguero de Poniente, crear un parque en la calle Buendía de Arneva o ampliar los recursos de la Policía Local de Orihuela para que puedan desempeñar su trabajo en óptimas condiciones. Asimismo, con nuestro planteamiento garantizamos la financiación de las obras de reurbanización de Duque de Tamames y la mejora de la seguridad en el polígono industrial Puente Alto, enmarcadas ambas en el plan Planifica de la Diputación Provincial de Alicante.

¿Qué opinarían ustedes de unos padres que compran un coche de alta gama con sus ahorros y piden un préstamo para pagar los libros del colegio de sus hijos y hacer la compra semanal? Seguro que no les parece bien. Por eso, porque no pondríamos en riesgo una cuestión esencial por darnos un capricho, nosotros defendemos que es nuestra obligación cubrir necesidades antes que hacer alardes innecesarios y ostentosos; por eso, frente a tres actuaciones de dudosa urgencia y de muy concreta localización, planteamos veinte inversiones que mejorarán la vida de los oriolanos. Y por eso, frente a la cuestionable necesidad de comprar la CAM ahora, apostamos por llegar a más sitios, uniendo en una misma reivindicación los setenta kilómetros que separan el litoral de la oriolana más de interior. Es en esto en lo que creemos, aquello que siempre hemos hablado y aquello que vamos a seguir defendiendo por el bien de Orihuela y por el bien de los oriolanos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats