Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luis M. Alonso

Sol y sombra

Luis M. Alonso

Bachillerato

El Bachillerato podrá aprobarse con un suspenso y hacerlo en tres años

Si alguien es aún tan optimista para creer que la educación general de este país puede mejorar con los años es que no ha echado un vistazo todavía al nuevo currículo del Bachillerato. Los planes del Ministerio, según se desprende de las primeras críticas docentes, priman los sentimientos, las actitudes y la socialización frente al conocimiento de los alumnos, que por primera vez con un suspenso podrán obtener el título. Las alusiones a las identidades nacionales y a las emociones abundan de manera desproporcionada, mientras que en las páginas curriculares apenas aparecen citados el libro como soporte cultural y la exigencia educativa. Esta se resume en el citado suspenso que repito, asombrosamente y de manera inaudita, permite aprobar.

A propósito de lo que está ocurriendo en general y en este país en particular, un amigo se preguntaba no hace mucho, parafraseando al Zavalita de “Conversación en La Catedral”, aquello de en qué momento se había jodido el Perú. No existe una fecha exacta, pero en nuestro caso concreto tienen mucho que ver los sucesivos planes fallidos de educación. El de ahora se centrará en conceptos superfluos como las “identidades múltiples” y ofrecerá una reticencia todavía mayor a proporcionar conocimiento. 

El conocimiento ha quedado relegado y lo que importa es la subjetividad, los sentimientos y las buenas intenciones. El futuro Bachillerato invitará a los alumnos a cambiar el mundo, pero no les instruirá para que puedan conocerlo mejor. Además de una paradoja parece un sarcasmo. La discusión pública diaria gira alrededor de la emotividad y los sentimientos, casi nada mueve a la razón. Ya Fernando Pessoa había dejado escrito en “El libro del desasosiego” que el sentimiento profundo que vivía, de incongruencia con los demás, era que la mayoría pensaba con la sensibilidad y él sentía con el pensamiento.    

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats