Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Florentino Regalado Tesoro

Florentino Regalado Tesoro

Ingeniero de Caminos

Un poco de sentido común (el tráfico y la N-332 en Sant Joan)

Tramo con tráfico en la N-332 en Sant Joan

Comenzaré exponiendo el curioso hecho de que a los responsables del tráfico en Sant Joan parece que les mola cantidad el llenar todas sus calles de esos malditos baches artificiales, llamados reductores de la velocidad, colocados con escasa coherencia y sin valorar como deben sus ventajas e inconvenientes, tratando de ser los líderes provinciales en usarlos sin valoraciones técnicas de tipo alguno, salvo las que se derivan de las propias vísceras.

Si hubiese razones objetivas que justificaran los susodichos reductores donde han sido colocados, tendríamos que concluir que tendrían que seguir colocando muchos más por idénticas razones y si no es así, lo que tendrían que hacer es quitarlos, que sería lo sensato.

Con las limitaciones de velocidad impuestas por el Código de Circulación el uso de los reductores de velocidad son absurdos, dejando de lado incluso todos los inconvenientes que generan: Incomodidad manifiesta a todos los conductores indiscriminadamente, especialmente para los conductores profesionales, incremento de los ruidos, mayor consumo de combustibles fósiles y por tanto mayor contaminación, desgastes acelerado de los vehículos, aumentos de las congestiones de tráfico, y si bien pueden evitar algún accidente muy esporádicamente, son también los responsables de otros a poco que el conductor piense en las mentiras del presidente Sánchez y como pagar el recibo de la luz ,y se olvide por un instante que los tiene delante proporcionándole un susto morrocotudo, cuando su coche salte por el aire. Tampoco es nada desdeñable, el invento maquiavélico de las isletas colocadas a la entrada del pueblo por la Santa Faz estrechando las calzadas, que a poco que uno no afine bien la puntería con el coche, es muy probable que se deje uno los piñones chocando contra ellas. En fin, son las naturales actuaciones de las corporaciones que quieren dejar su huevo, aprovechando la super-cualificación técnica de sus concejales como, por ejemplo, colocando un ceda el paso penalizador en la calle José la Magniere con tráfico mucho más abundante, que la perpendicular recién arreglada, que apenas lo tiene por haberse limitado el mismo.

Si volvemos nuestra mirada a la carretera N-332, la cosa alcanza ya unas cotas de despropósitos sublimes, porque a efectos prácticos la están colapsando artificialmente con la semaforización que han colocado. ¿Es lógico que existiendo una pasarela, coloquen debajo un semáforo y un reductor de velocidad? ¿Es lógico que existiendo un paso inferior que bien iluminado y limpio y, si les preocupa la seguridad, colocando una cámara de vigilancia, funciona estupendamente, vuelvan a colocar otro semáforo sobre el mismo? Si se echara una mínima cuenta del coste de las horas perdidas por el personal en las innumerables retenciones que están generando en la N-332, los litros de gasolina consumidos innecesariamente, la contaminación que se esta produciendo pasándose por el forro la cacareada sostenibilidad y lo dividieran por el numero de peatones que atraviesan la carretera, verían que podrían contratarse a los ángeles de la guarda del cielo y sobraba dinero, para que los mismos cruzaran a los peatones en volandas :el resultado sería escandaloso.

Una semaforización en ámbar intermitente o unos avisos luminosos en los pasos de peatones que ya existen en la carretera (que tal como están las cosas nunca podrá ser una calle o un bulevar), evitaría los costosos atascos que se están produciendo, permitiendo el cruce de los peatones cuando realmente se necesite. ¿Y porque diablos el autobús no puede entrar en las rotondas como entran todos en la ciudad, sin tener que cortar la circulación con otro puñetero semáforo en una de ellas? Por favor, encarguen a un especialista el análisis de la circulación que minimice los costes con sentido común y dejen de jugar a improvisar apaños que nos están perjudicando enormemente a todos los ciudadanos de Sant Joan y los usuarios de la N-332.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats