Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Antonio Sempere

Una anomalía consentida

Presentadora de 'Comando Actualidad' RTVE

Existen anomalías que no se sabe por qué se enquistan, se normalizan y perpetúan en el tiempo, sin que nadie ponga el grito en el cielo. El caso de la programación propia con que cuenta TVE en el territorio catalán es una de ellas.

El jueves el reportaje de estreno de Comando actualidad dedicado a la industria del videojuego se emitió a las dos de la madrugada. Porque después de Cuéntame cómo pasó se emitió, como cada semana, el entretenido debate presentado por Xavier Sardà, Obrim fil, en esta entrega dedicado al Festival de Eurovisión.

Pero es que, por añadidura, en La 2 los espectadores catalanes cuentan con el privilegio de ver cada mañana durante un par de horas el magacín de Gemma Nierga Café d´idees y por las tardes, la revista cultural Punts de vista, presentada por Tània Sàrrias, que durante una hora acoge entrevistas y reportajes, siempre con una mirada moderna y vanguardista. Espacios a los que se suman programas viajeros como el que conduce Sílvia Abril o medioambientales con Martina Klein como anfitriona.

La coartada del compromiso de la televisión pública con las comunidades con lenguas cooficiales queda desmontada en cuanto miramos hacia el sur y descubrimos a la pobre Comunidad Valenciana, abandonada a su suerte por TVE desde tiempos inmemoriales, a pesar de contar con lengua propia.

El poco peso de los políticos valencianos en Madrid, en contraposición a la fuerza que poseen los catalanes, también se ve en estos gestos. Por cierto, que en la primera ola del EGM de este 2022, el dato de Ràdio 4 (RNE en catalán) fue apoteósico: 8.000 oyentes. Queda mucho por andar en este terreno para que RTVE dé a la Comunidad Valenciana lo que ésta merece.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats