Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco Esquivel

Tiene que llover

Francisco Esquivel

Que sea lo que dios quiera

Imagen de archivo de la semifinal copera entre el Betis y el Español Jose Manuel Vidal

Tres días después del regocijo durante 15-J del 77 por recuperar el latido de las urnas auténticas y no de las jons tuvo lugar en Heliópolis la semifinal copera entre el Betis y el Español de entonces e hice la crónica para «Informaciones de Andalucía». El periódico no llegó al siguiente partido. La suerte alrededor de un certero presagio estaba echada.

   Una semana después en el Vicente Calderón, tras 19 penaltis, Esnaola le paró el decisivo al Chopo. ¿Y...? Que esa temporada el campeón de Europa fue el Liverpool y que, víctima del recrudecimiento de la artrosis que padecía desde tiempo «molto longo», meses más tarde se despidió de este mundo Pablo VI, el prelado que finiquitó la misa tridentina y llevó a no pocos progres cándidos a las inmediaciones del altar con aires de folk creyéndose los de las pelambreras que eran el Che. Coincidiendo con la muerte de Juan Pablo II en 2005 ¿a que no saben qué equipos alzaron el trofeo de las competiciones mencionadas? Los mismos que visten y calzan, con los «reds» de Rafa Benítez dándole la vuelta de forma asombrosa a los tres goles que tenían al Milan de Ancelotti cantando el «¡Cam-peo-nes, cam-peo-nes!» en la media parte, mientras Wojtyla acababa de alcanzar el descanso eterno.

   Otra vez estamos en condiciones de que se repita el estado de la cuestión. Imagino a la curia pasándole los antecedentes al pontífice, conocedora del ramalazo futbolero y de que su San Lorenzo de Almagro encima viste azulgrana. Todo esto me llevó a confiar en que, gracias a su intercesión por propio interés, el Valencia se impondría en La Cartuja. Pero o no lo alertaron o no se puso todo el empeño o definitivamente hay que convencerse de que, Bordalás, un poco diablillo sí que resulta.

   Sugestionado, el titular que me echo a la cara reza: «El Vaticano cancela viajes al extranjero por la salud del papa». Lo veo asintiendo a que nuestra historia se desarrolla bajo la mirada de ese Dios que es Padre, Hijo y Espíritu Santo, «pero adorar, lo que se dice adorar, adoremos a Karim».   

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats